07 de Dic de 2021

América

Biden lanza sus primeras sanciones contra Rusia por el caso Navalni

El objetivo de las sanciones es enviar "un claro mensaje de que el uso de armas químicas y abuso de los derechos humanos tiene graves consecuencias

Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla en la Casa Blanca, en Washington (EEUU),EFE

El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes sanciones contra siete funcionarios rusos, entre ellos el jefe de la Inteligencia, Alexandr Bórtnikov, por el envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor, Alexéi Navalni, en el primer movimiento contra Moscú por parte del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden.

El secretario de Estado, Anthony Blinken, remarcó en un comunicado que el objetivo de las sanciones es enviar "un claro mensaje de que el uso de armas químicas y abuso de los derechos humanos tiene graves consecuencias"

Se trata de las primeras sanciones impuestas a Moscú por parte de Biden, quien asumió el poder el pasado 20 de enero.

Coordinación con la  UE

Contraloría empieza dos auditorías en caso de albergues

Lee más

Narcotraficantes infunden temor en comunidades comarcales

Lee más

Con estas sanciones, EE.UU. se suma a las impuestas previamente por la Unión Europea (UE) y comparte las preocupaciones sobre "una profundización del autoritarismo" en Rusia, agregó Blinken.

En su reciente participación en febrero la Conferencia de Seguridad de Múnich, Biden declaró que la "alianza transatlántica" entre Estados Unidos y Europa "ha vuelto" tras cuatro años de tensiones, en referencia al ya expresidente Donald Trump, quien apostó por un nacionalismo agresivo.

Sobre Moscú, Biden advirtió: "Los líderes rusos quieren que la gente piense que nuestro sistema es más corrupto, o tan corrupto como el suyo, pero el mundo sabe que no es cierto, incluidos los propios ciudadanos de Rusia. (El presidente Vladímir) Putin busca debilitar el proyecto europeo y nuestra alianza de la OTAN".

Junto a Bórtnikov, también figuran en la lista de castigados Ígor Krasnov, el fiscal general ruso; Serguéi Kiriyenko, jefe adjunto de gabinete del presidente de Putin, y el viceministro de Defensa ruso, Alexéi Krivoruchko.

Como consecuencia de estas medidas, quedan congelados los bienes que pudieran tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíben las transferencias financieras con entidades de EE.UU.

Asimismo se imponen restricciones a ciertas exportaciones rusas, y se suspende la emisión de visados a los individuos incluidos en la lista de sancionados.

Washington recalcó, además, que cuenta con informes que confirman "con gran confianza" que Navalni fue envenenado por agentes del servicio de Inteligencia ruso con el agente químico Novichok.

El líder opositor ruso, de 44 años, cumple actualmente una pena de prisión de dos años y medio por un antiguo caso penal de fraude y lavado de dinero, y su condena de cárcel provocó a finales de enero multitudinarias protestas en toda Rusia, en las que fueron detenidas miles de personas.

Primer paso, más sanciones posibles 

En una llamada telefónica con periodistas para ofrecer detalles, altos cargos del Gobierno de Biden remarcaron que la medida subraya el cambio de tono en Washington respecto a la Administración de Trump (2017-2021).

"No somos ingenuos sobre el reto, sabemos que la relación va a seguir siendo desafiante (...) Por eso, nos reservamos el derecho de tomar pasos adicionales" contra Moscú, indicó en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, al reconocer que relativo peso específico de la medida.

Biden mantuvo a finales de enero una conversación telefónica con Putin, en la que trató la extensión del acuerdo de desarme nuclear Nuevo START y pidió la liberación de Navalni.

De este modo, el mandatario estadounidense se suma a sus predecesores, Trump y Barack Obama (2009-2017), quienes también impusieron varias rondas de sanciones económicas y diplomáticas contra Rusia por acciones que consideraban que violaban las normas internacionales, como la anexión de Crimea, o su participación en actividades de injerencia electoral en EEUU.