21 de Feb de 2020

Mundo

Continúa lucha por el control libio

LIBIA. Las fuerzas leales al líder Muammar Gaddafi lanzaron ayer, viernes, gases lacrimógenos contra los manifestantes que realizaron un...

LIBIA. Las fuerzas leales al líder Muammar Gaddafi lanzaron ayer, viernes, gases lacrimógenos contra los manifestantes que realizaron una marcha en la capital libia y que pedían el cese del gobernante.

Aunque Gaddafi ha reforzado su control en la capital, sus fuerzas atacaron Zawiya, la ciudad cercana a Trípoli que domina la oposición.

Los insurgentes también pasaron a la ofensiva en la parte central de Libia y atacaron a las fuerzas gubernamentales en una terminal portuaria de carga de crudo.

El comandante de las fuerzas insurgentes Hussein Darbouk, un coronel en el ejército de Gaddafi antes de desertar murió de un disparo de una ametralladora antiaérea, y por lo menos otros tres insurgentes perecieron en la batalla, dijo un activista de la oposición.

Otro testigo indicó que 18 personas han muerto y 120 resultaron heridas en la lucha con el contingente de Gaddafi en Zawiya.

El testigo del hospital de Zawiya agregó que los insurgentes se vieron sorprendidos por una tenaza en ambos flancos de la ciudad.

La lucha ocurre en el extremo occidental de la ciudad, a unos 50 kilómetros (30 millas) al oeste de Trípoli, donde la Brigada Khamis atacó por la mañana, ayudada por el fuego de morteros, ametralladoras pesadas y baterías antiaéreas usadas con frecuencia como artillería de campaña en el conflicto.

Hasta ahora, las fuerzas del líder libio no han logrado recuperar la mayor parte del terreno en manos de los insurgentes, que dominan la totalidad del oriente de Libia y varias ciudades occidentales cercanas a Trípoli.

Los servicios de internet, que han sido esporádicos en todo Libia durante la agitación en el país, fueron al parecer totalmente interrumpidos en Trípoli, así como en Bengasi, bastión de los opositores en el oriente de la nación norafricana.

Además decenas de vehículos con rebeldes libios armados con Kalashnikov, baterías antiaéreas y cañones avanzaban también ayer, desde sus posiciones en el este hacia Ras Lanuf, más al oeste, donde protagonizaron violentos combates con las fuerzas leales a Gaddafi.

Ras Lanuf, en manos de las fuerzas leales a Gaddafi, es un puerto petrolero a unos 100 km de Sirte, feudo del líder libio, que enfrenta desde hace más de dos semanas una inédita insurrección en sus 42 años en el poder.

Las fuerzas rebeldes partieron en un ambiente de euforia desde Ajdabiya a 200 kilómetros de Ras Lanuf y a 850 kilómetros al este de Trípoli.

‘Ras Lanuf cayó. Está en nuestras manos’, clamaba Heizab, un miembro de las fuerzas de la oposición libia en el puesto de control en la salida oeste de Ajdabiya, donde se habían congregado unas doscientas personas.

‘Hubo combates por Ras Lanuf. Y ahora Ras Lanuf está limpia’, aseguraba de su lado Idris Abhil el Magreby, supervisor de este check point.

Más prudente, otro combatiente, Yunis, señaló que por la tarde se registraban intensos combates en esa ciudad, en manos de las fuerzas leales a Gaddafi.