Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Mundo

Enterrado y en busca de sustituto

ISLAMABAD. El líder de los talibanes de Pakistán, Hakimulá Mehsud, fue enterrado ayer en la provincia de Waziristán del Norte, en el oes...

ISLAMABAD. El líder de los talibanes de Pakistán, Hakimulá Mehsud, fue enterrado ayer en la provincia de Waziristán del Norte, en el oeste paquistaní, donde había fallecido víctima de un ataque con misiles de un avión no tripulado o ‘drone’ de EEUU.

El jefe de Tehrik-e-Taliban Pakistán (TTP) y los otros cuatro insurgentes que murieron el viernes junto a él por el ataque del drone fueron enterrados en diferentes puntos de la provincia, de acuerdo con el canal local Geo, que no identificó sus fuentes.

En ese mismo bombardeo estadounidense, en el que Mehsud fue atacado cuando se encontraba en su vehículo tras salir de una mezquita en la zona de Dande Darpakhel, murieron también otras 20 personas, según recogió ayer el canal paquistaní.

POSIBLE SUSTITUTO

Hakimulá Mehsud accedió al liderazgo de la agrupación insurgente en 2009, tras la muerte en un bombardeo similar del anterior cabecilla, Beitulá Meshud, a quien Hakimulá sirvió como chófer y guardaespaldas antes de llegar a ser su mano derecha.

Varios medios locales aseguraron que la cúpula talibana está manteniendo reuniones tanto en Waziristán del Norte como en la provincia afgana de Nuristán, limítrofe con Pakistán, para elegir al sustituto de Mehsud.

En esas reuniones los nombres del TTP que más suenan, según diversos analistas, son el del ‘maulana’ (o maestro) Fazlulá, quien ordenó el ataque contra la joven activista paquistaní Malala Yusufzai, y, sobre todo, el de Said Khan alias Sajna.

De acuerdo con Geo, en el encuentro de los miembros del TTP en Waziristán del Norte se votó a Sajna como sustituto de Mahsud, mientras que en territorio afgano se opusieron ha dicho nombramiento. Por su parte, diferentes analistas ven en el posible nombramiento de Sajna un guiño a las negociaciones de paz entre el Gobierno paquistaní y el grupo talibán, pues a diferencia de Mehsud, más radical, este estaría dispuesto a llegar a un acuerdo con el Gabinete local.

PAZ EN ENTREDICHO

El fallecimiento de Mehsud llegó en un momento clave para el diálogo de paz en Pakistán, ya que el Gobierno ha anunciado que está a punto de iniciar negociaciones con el TTP.

El Ejecutivo afirmó el viernes por boca de su portavoz, Pervez Rasheed, que estaría preparado en dos semanas para iniciar negociaciones con la insurgencia talibana.

‘Podemos decir esta vez que el disparo del drone apuntaba a las negociaciones de paz, pero no vamos a dejar morir estas negociaciones’, declaró Rasheed en una rueda de prensa.

‘La guerra no hace más que avivar el fuego, nuestro gobierno quiere echar agua a la guerra y al fuego, por eso sigue siendo favorable a un diálogo con los talibanes’, declaró.

Sin embargo, el ministro del Interior de Pakistán, Chaudry Nisar Ali Khan, señaló que la muerte de Hakimullah Mehsud representaba la muerte de todos los esfuerzos por lograr la paz con los militantes.

Por su parte, y a pesar de sus reticencias, el líder de los talibanes fallecido se había mostrado a principios de octubre abierto a negociar con el Gobierno, si bien aseguró entonces que esos contactos todavía no se habían producido .