Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Mundo

La Meca se prepara para recibir peregrinos extranjeros tras el parón por la covid

Hasta el momento, 1,43 millones de personas se han registrado en la app, 660.000 de los cuales han solicitado hacer la umra

Vista aérea de la Gran Mezquita de La Meca
Vista aérea de la Gran Mezquita de La MecaEFE

La Mezquita Sagrada de la Meca, en Arabia Saudí, está ultimando los preparativos para recibir a partir del domingo a los primeros peregrinos extranjeros tras haber limitado los rituales a los residentes en el país para evitar la expansión de la pandemia del coronavirus, que obligó a cerrar las puertas del lugar de culto durante siete meses.

A partir de mañana, peregrinos de todo el mundo podrán realizar los rituales de la "umra", o peregrinación menor, que los musulmanes hacen a lo largo del año, algo que los residentes en Arabia Saudí ya han podido hacer desde el pasado 4 de octubre bajo estrictos protocolos sanitarios.

La Gran Mezquita de La Meca tiene capacidad para acoger a unos 278.000 fieles, pero el Gobierno saudí anunció esta semana que a partir del domingo solo permitirá la entrada diaria a 20.000 peregrinos que realicen los rituales de la "umra" y a 40.000 devotos más que acudan al lugar de culto para rezar.

ESTRICTOS PROTOCOLOS SANITARIOS

A principios de mes, el Ministerio de Peregrinación saudí lanzó la aplicación móvil "Eitamarna" para que quienes quieran realizar la "umra" o visitar alguna de las dos mezquitas sagradas situadas en suelo saudí (la de La Meca y la de Medina) puedan registrarse y evitar así aglomeraciones.

A través de ella pueden verificar su estado de salud, realizar los trámites necesarios, determinar el punto de reunión más cercano en las aplicaciones de mapas y reservar los servicios de vivienda y transporte.

Hasta el momento, 1,43 millones de personas se han registrado en la app, 660.000 de los cuales han solicitado hacer la umra.

Asimismo, según las directivas del Ministerio, la edad de los peregrinos debe ser de entre 18 y 50 años, tienen que presentar un resultado negativo de PCR y deben portar mascarilla en todo momento, mientras que la mezquita será desinfectada tres veces al día.

LA MECA ABRE A LOS EXTRANJEROS

El pasado día 27, el viceministro de Peregrinación, Abdelfatah Mashat, dijo que el Gobierno valorará a qué países se les permitirá la entrada a Arabia Saudí para la peregrinación, de acuerdo con la "política interna de algunos países sobre su disposición a la apertura de sus accesos", tanto aéreos como terrestres.

La peregrinación es una importante fuente de ingresos para Arabia Saudí, que cada año recauda unos 12.000 millones de dólares de los millones de musulmanes que acuden a La Meca.

El encargado de Relaciones Públicas de la empresa de servicios de peregrinación Al Zuar, Abdelaziz al Qady, dijo a Efe que la agencia tiene previsto recibir a 3.000 peregrinos internacionales cada semana, a los que deberá ofrecer alojamiento y comida cumpliendo con los protocolos.

Asimismo, la empresa deberá trasladar "en tandas limitadas" a los fieles hacia la Gran Mezquita, donde cada grupo solo podrá permanecer tres horas y estarán acompañados por un sanitario en todo momento, según Al Qady.

Por su parte, Manhal al Saiedy, director de Coordinación y Seguimiento del hotel Al Maqam Swiss, cercano a la Gran Mezquita, dijo a Efe que los servicios de hostelería impondrán un confinamiento de tres días a los clientes, mientras que cada hotel debe dedicar un 10 % de sus instalaciones para aislar a casos "sospechosos".

Al Saiedi aseguró que la reducción del número de peregrinos como parte de las medidas hará que las peregrinaciones de este año sean "raras e incluso deprimentes".

"No es habitual pasear por la Gran Mezquita sin ver aglomeraciones", lamenta.