Temas Especiales

21 de Ene de 2022

Mundo

Rusia pide a EEUU que "deje de politizar" los asuntos humanitarios en Afganistán

Moscú apuesta por descongelar fondos "lo antes posible" para "salvar a la población de una catástrofe"

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) reclamó este jueves de manera urgente 2.600 millones de dólares para poder hacer frente a la grave crisis humanitaria en Afganistán
De acuerdo con la OCHA, 22,8 millones de personas en Afganistán, de una población de aproximadamente de entre 39 y 40 millones, se enfrenta al hambre y a la inseguridad alimentariaEFE

El Gobierno de Rusia ha reclamado este lunes a Estados Unidos que "deje de politizar" los asuntos humanitarios en Afganistán, tras las sanciones impuestas por Washington contra el país tras la toma del poder en agosto por parte de los talibán.

El jefe del Departamento de Organizaciones Internacionales del Ministerio de Exteriores ruso, Piotr Ilichov, ha recalcado que "la deplorable situación actual es resultado directo de 20 años de su irresponsable militar" en el país y ha abogado por descongelar fondos "lo antes posible" para "salvar a la población de una catástrofe humanitaria de gran envergadura que acarrearía secuelas devastadoras a escala regional e incluso mundial".

"Rusia continuará llamando a Washington y sus aliados a que dejen de politizar problemas humanitarios", ha señalado en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik, en la que ha alertado de la expansión del narcotráfico y el terrorismo "es un riesgo que va en rápido aumento".

Por ello, Ilichov ha recalcado que "es una necesidad vital para Afganistán recuperar el acceso a los fondos embargados en las cuentas internacionales, para neutralizar eficazmente los desafíos que afronta el país", antes de recordar que en septiembre los donantes internacionales se comprometieron a dar 1.200 millones de dólares (1.060 millones de euros) a organizaciones humanitarias en el país.

Los talibán denunciaron la semana pasada que las sanciones impuestas contra Afganistán tras su toma del poder "son un castigo" para la población del país asiático, en medio del ahondamiento de la crisis humanitaria, que ha hecho saltar las alarmas internacionales ante la llegada del invierno.

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), 22,8 millones de personas en Afganistán, de una población de aproximadamente de entre 39 y 40 millones, se enfrenta al hambre y a la inseguridad alimentaria, mientras que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que al menos un millón de niños sufre desnutrición aguda.