Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Nacional

Peligro por venta de viagra en internet

PANAMÁ. La venta de viagra falsificada es un negocio redondo. Esta actividad ilícita genera 35,000 mil millones de dólares anuales en e...

PANAMÁ. La venta de viagra falsificada es un negocio redondo. Esta actividad ilícita genera 35,000 mil millones de dólares anuales en el mundo, según reportes de la empresa fabricante de este fármaco.

Una nueva modalidad utilizada por el crimen organizad—o para evadir el peso de la ley—, es la venta de viagra por internet. En Panamá este negocio se ha incrementado durante la década del 2000.

A diario, miles de hombres en Panamá reciben mensajes a través de correos electrónicos ofreciendo las ofertas de este “mágico” producto.

¡Pero tenga cuidado! La mayoría de la viagra que se vende clandestinamente son falsificadas y están causando serios problemas de salud e inclusive la muerte.

El fiscal superior especial que investiga los delitos contra la propiedad intelectual, Ramiro Esquivel lanzó una alerta sobre la venta de estos fármacos de contrabando o falsificados que están provocando problemas de hipertensión, infarto y derrame cerebral.

Detalló sobre el sistema de operación de estas bandas dedicadas a la venta de productos farmacéuticos falsificados, especialmente aquellos que estimulan la actividad sexual.

Según las investigaciones, este negocio es muy lucrativo, a tal punto que en la ciudad capital operan varias organizaciones que mueven fuertes sumas de dinero, a través de cuentas bancarias.

Los pedidos son entregados a través de empleados que ganan un porcentaje de comisión por distribuir estos productos a domicilio. El precio de este producto se estima entre los 5 y 7 dólares, dependiendo la cantidad de gramos de cada pastilla.

En el mercado panameño se ha detectado viagra de contrabando que supuestamente contienen los compuestos sildenafil o taladafil, productos de similares atributos que son utilizados por la marca Sealis.

Estos productos son falsificados en Colombia, Estados Unidos y Europa. Posteriormente son distribuidos en Estados Unidos, México, Guatemala, Panamá. Brasil y el Caribe, donde el consumo es bastante alto.