24 de Feb de 2020

Nacional

Changuinola lleva siete días sin agua

BOCAS DEL TORO. Los daños en la toma de agua de la Planta Potabilizadora del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAA...

BOCAS DEL TORO. Los daños en la toma de agua de la Planta Potabilizadora del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) de Changuinola, mantiene en crisis a más de 80 mil usuarios de esta institución, que lleva siete días sin recibir el líquido en sus residencias.

José Armando Díaz, director regional del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales, indicó que los daños han sido severos, por lo que se tuvo que reemplazar una bomba de succión en la toma de la comunidad de El Silencio.

En horas del mediodía de ayer, Díaz manifestó que ya se está normalizado la situación en la estación de bombeo, pero la baja presión que se registra es porque se llevan a cabo una labor de limpieza en el sistema, ya que el agua está llegando a los hogares demasiado sucia.

Las comunidades más afectadas por la falta de agua, son Finca Las 30, Finca Las 60, donde los centros escolares fueron cerrados.

Profesores del Instituto Profesional y Técnico de Bocas del Toro, mediante nota que hicieron llegar al directora regional de Educación, Dinora de Miranda, señalaron que no se está impartiendo clases debido a que la mayoría de los estudiantes no ha asistido por falta de agua en sus hogares.

José Anderson, director institucional de la Caja de Seguro Social sostuvo que el hospital de Changuinola se tuvo que dotar de agua con dos cisternas, los cuales estaban conectados a las líneas de los baños de las salas del hospital y el cuarto de cirugía, se tuvo que bajar la atención médica en lo que es consulta externa, como medida de prevención.

Se conoció extraoficialmente que unos 80 casos de afeccciones se han dado en los siete días que lleva la crisis por falta de agua potable, especialmente en los niños.

Los moradores señalan que esto se da porque la empresa frutera mantiene unos pozos en el sector y estos son utilizados para extraer agua para las plantas empacadoras, de esa agua no tratada, las personas llevaban a sus hogares para lavar y tomar y atender otras necesidades domésticas.