Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Cuarenta y cuatro jardines en el recinto ferial

PALABRA. La Feria de Flores y del Café tiene diversos atractivos. Su agradable clima, la llovizna menuda, propia de la altura de esta zo...

PALABRA. La Feria de Flores y del Café tiene diversos atractivos. Su agradable clima, la llovizna menuda, propia de la altura de esta zona, mejor conocida como “bajareque”; así como el agradable olor a ciprés, que se mezcla con el aroma del más fino café que se cultiva en este distrito.

Aunado a ello está el grato aroma y hermosos colores de las flores que se exhiben en los 44 jardines que se presentan dentro del recinto ferial y el arco iris que generalmente también se forma para esta época.

Hoy por hoy, esta feria es considerada como uno de los espectáculos naturales más bellos de la región.

Leopoldo Castillo, administrador de este atractivo evento, donde la misma naturaleza hace gala de su belleza, tuvo la responsabilidad de escoger las distintas variedades de flores.

Este año, según dijo se cuenta con variedades nuevas y otras que ya se han visto en años anteriores.

Entre las variedades que podrán ser apreciadas por los visitantes están las marigol, lisantos, dalias, pensamientos, berbena, petunias, novios, calendula, cannas, alternanthera, salvia y claveles, entre otras.

Reveló que las semillas son compradas en los Estados Unidos a la empresa Fred C. Gloeckner & Company Incorporated.

Los directivos de esa empresa le envían todos los años el catálogo a los organizadores de este evento ferial, con las variedades que ofrece con la información necesaria para llevar a cabo el proceso de forma satisfactoria.

Se trata de una empresa distribuidora de semillas de flores, originarias de Estados Unidos, Japón, Holanda, Costa Rica y otras partes del mundo.

Castillo indica que se debe tomar en cuenta las indicaciones para lograr que los jardines estén en plena floración durante los días de feria.

La Feria de las Flores y del Café invierte anualmente cinco mil dólares aproximadamente en la adquisición de semillas, las cuales vienen en sobres y luego se inicia el proceso en los viveros con que se cuenta en los terrenos de esta feria.

Generalmente se logra una germinación de hasta el 90%, indicó Castillo.

La administración de esta feria debe invertir además en abonos y fertilizantes para las flores de acuerdo a la variedad.

De hecho para poner a andar este evento, se requiere una inversión de más de 100 mil dólares, donde una parte importante de esta cantidad se destina para el renglón de jardines. Dentro de los terrenos de la feria se venden flores y plantas de distintas variedades.