Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

La matemática como instrumento para la vida

COCLÉ. Desde tiempos imprecisos, el temor en las escuelas por las matemáticas ha sido histórico.

COCLÉ. Desde tiempos imprecisos, el temor en las escuelas por las matemáticas ha sido histórico.

Generaciones tras generaciones han registrado alguna anécdota o recuerdo patético de algún momento escolar en el que las matemáticas fueron el dolor de cabeza o el clímax del estrés en los años de estudiante.

Y no pocos profesores de esta cátedra se sentían como el ‘conde Drácula’ o, más recientemente, como Lord Valdemort.

Pero estos temores se disiparon en el colegio Ángel María Herrera, de Penonomé, en medio del entusiasmo contagiante por la celebración, del 11 al 15 de octubre, de la Semana de la Matemática, que este año destacó su valor como instrumento para la vida.

En los pasillos frontales y entre varios pabellones del centro educativo de la ciudad zaratina, los estudiantes presentaron originales stands en los que con creatividad demostraron la importancia de esta ‘temida materia’, una de las ciencias exactas, que juega un papel imprescindible en la vida cotidiana de todos.

Los angelinos penonomeños confeccionaron murales con atractivos diseños e interesantes mensajes alusivos al tema que despertaban la curiosidad de sus compañeros, de los educandos, del personal administrativo y todo aquel que esta semana visitó el plantel.

Beatriz Rodríguez, profesora del Departamento de Matemáticas, dijo sentirse complacida por el trabajo colectivo de los alumnos.

‘En los stands se refleja el interés del estudiante por la materia a la que muchos le tienen miedo, pero vemos que no debe ser así, porque es aplicable en la vida diaria’, señaló la docente.

En los rostros juveniles se notaba alegría por el trabajo grupal cuando invitaban a sus compañeros de otros niveles a presenciar y participar de los juegos, técnicas de cuantificación y actividades prácticas que ayudaron a demostrar la utilidad diaria de esta ciencia.

A la par, se observaban arreglos con globos, dulces, libros, música y láminas que atraían a centenares de estudiantes a estos rincones de motivación educativa.

La posibilidad de aprender, con juegos curiosos y prácticos, los secretos infalibles de las matemáticas parece ser una de las llaves para derribar el lado oscuro y temeroso de esta clase y encontrar el de la luz, que representa la enseñanza de una matemática divertida, práctica e interesante.

Hoy, cuando finalice la actividad, cada participante podrá sentirse orgulloso del aprendizaje que le dejó la Feria de la Matemática en el colegio Ángel María Herrera de Penonomé y de seguro los docentes impartirán mejor las enseñanzas.