19 de Ago de 2022

Nacional

¿Eladio en la política?

Donde va, cuando le reconocen las personas -principalmente las mujeres dice- no dejan escapar la oportunidad para fotografiarse con él,...

Donde va, cuando le reconocen las personas -principalmente las mujeres dice- no dejan escapar la oportunidad para fotografiarse con él, como si se tratase de un afamado artista. En la tienda del chinito, en la panadería, al cruzar la calle, donde va le dicen: Eladio presidente.

Sin descartarlo categóricamente, Don Eladio asegura que por el momento los jubilados que dirige no están enfocados en organizar un movimiento político, pues las energías están completamente dirigidas hacia concretar las promesas de aumento hechas por el actual presidente.

A su juicio, el origen del dinero es lo menos relevante, ya que el presidente desde la campaña prometió el aumento. La administración de la CSS dice que no tiene los fondos.

- ¿De dónde cree van a sacar el dinero para cumplir el aumento prometido? -De donde sale el dinero no me interesa. Aquí se hace lo que al presidente le da la gana, porque es el que manda. La separación de poderes está escrita, pero no existe. Aquí la Junta Directiva de la Caja del Seguro Social y la asamblea hacen lo que el presidente dice-, manifiesta exaltado.

En el pasado, todas las demás administraciones han concedido aumentos a los jubilados, más allá de lo que estipulaba la ley.

El presidente Endara cedió con 25 dólares, Ernesto Péres Balladares otorgó otros 25 más, en la administración de Mireya Moscoso, ya liderados por Eladio, solamente lograron un aumento de 15, en tanto que con Martín Torrijos a punta de cierres de calles, obtuvieron un primer incremento de 30, otro de 25 más dos bonos. Uno de 70 y otro de 25 para todos los jubilados. Adicional a ello, fue en este periodo cuando se subió el bono de navidad de 40 a 60 balboas. ‘Todos nos han dado aumentos, Martinelli no va a pasar agachado’ - ¿Aceptaría un cargo público? - Si es para el bienestar de mi gente yo lo hago. Hay una serie de proposiciones por ahí, que no sabemos.