07 de Dic de 2021

Nacional

Metro: $70 millones más

PANAMÁ. El ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, anunció ayer que el gobierno hará una adenda al contrato suscrito con el Cons...

PANAMÁ. El ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, anunció ayer que el gobierno hará una adenda al contrato suscrito con el Consorcio Línea Uno, para la ampliación de la primera línea del Metro, de Los Andes a San Isidro.

Según De Lima, la extensión costaría entre 70 y 80 millones de dólares, aunque el partido de gobierno, Cambio Democrático, apuntaba en su sitio web que la obra rondaría los 40 millones de dólares.

‘Estamos buscando los recursos’, aseguró el ministro en una intervención mañanera en la televisora TVN.

A los 14 kilómetros iniciales del proyecto (que cuestan mil 880 millones de dólares, en promedio 134 millones de dólares por kilómetro) se le agregarán dos kilómetros que, inicialmente, incluirían dos estaciones.

La Estrella envió cuestionarios a De Lima para conocer qué primó para decidir por una adenda para la extensión de la Línea Uno, pero al cierre de esta nota no había contestado.

Tampoco lo hizo la Secretaría del Metro, a la cual se le preguntó por los plazos que se establecerían para el inicio y entrega de la modificación del proyecto ‘imperdonable’ del gobierno, que en julio próximo llegará a su penúltimo año de gestión.

LAS DISCUSIONES

Una fuente oficial aseguró que esta semana empezaron las conversaciones entre el Consorcio Línea Uno (integrado por la brasileña Norberto Odebrecht y la española FCC) y el gobierno.

La misma fuente sostuvo que la ejecución de la extensión ya estaba prevista en los estudios de la primera línea. El gobierno de Martinelli prefirió dejarlo hasta Los Andes por lo complejo —y costoso— que resultaría pasar el tramo elevado por encima o por debajo del puente del Corredor Norte sobre la vía Transístmica, cerca de la localidad de Tinajitas. Pero, tras completar el 72% de la obra, dice haber entendido que ‘con la extensión va a haber un aumento importante del tráfico o utilización del Metro’.

LOS PENDIENTES DE LA LÍNEA ALBROOK-LOS ANDES

El presidente Martinelli insistió esta semana en que a finales de año empezarán las pruebas de la Línea Uno del Metro, la que deberá empezar a operar en 2014, antes de que culmine su gestión.

El tramo subterráneo del Metro (entre la vía Fernández de Córdoba y Albrook) está por completarse, y en el aéreo (entre la Fernández de Córdoba y Los Andes) a las estaciones de la 12 de Octubre, Pueblo Nuevo les instalan el techo del andén, mientras que a las de San Miguelito y Pan de Azúcar le edifican los niveles de acceso.

Según el cronograma de ejecución de la Secretaría del Metro, en el último trimestre de este año debía empezar el período de pre-operación de la obra.

El gobierno tiene pendiente —además— establecer de cuánto será el pasaje de la Línea Uno, cómo será el sistema de integración de pagos entre el Metro y el Metrobús, y cuánto aportará el Estado en subsidios para la operación del transporte masivo.

Economistas han advertido que el proyecto es hasta 100% más costoso que los de la región (comparado, principalmente, con el de República Dominicana, edificado en 2009 y de proporciones similares a las del de Panamá).

El sistema de transporte movilizaría diariamente a 525 mil personas, según estimaciones oficiales.