Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

La difícil prueba de vivir sin energía eléctrica

Las recomendaciones para bajar consumo eléctrico son tardías y no resuelven el problema

La parte buena de apagar los climatizadores para ahorrar energía es que las empresas se vuelven saunas, comenta jocoso el arquitecto Álvaro Uribe.

‘Lo que estamos viviendo es consecuencia de haber hecho las cosas mal. Hemos sacrificado la ventilación de los edificios por la explotación del metro cuadrado de tierra’, lamentó el urbanista, tras denunciar que actualmente se construyen cajones de concreto y vidrio, sin pensar en las personas ni el medio ambiente. .

Uribe recuerda que hace muchos años se diseñaba respetando la naturaleza. ‘El hotel El Panamá y la Universidad de Panamá se construyeron pensando en la ventilación cruzada. Ahora se trabaja pensando que la energía eléctrica es infinita. Se están levantando cajones de concreto y vidrio’, mencionó .

Uribe explica que no solamente la demanda de energía pone en apuros a las autoridades. ‘Cuando vienen los aguaceros se tapan los drenajes y se obstaculiza el tránsito por horas. Aquí tampoco sabemos cómo responder a la población. Esta situación es una lección para pensar cómo estamos haciendo las obras’, criticó el especialista.

Rita Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), considera que ‘las medidas del gobierno son tardías y no resolverán la inminente crisis hídrica, a la luz del posible fenómeno de El Niño en formación. A esto, se le suma la atrasada construcción de la línea de transmisión eléctrica’.

Spadafora agregó que la pobre planificación energética conlleva a la reducción de las actividades productivas que traen pérdidas para el comercio local.

Consideró que es clave que grandes centros comerciales empiecen a aprovechar la energía solar que reciben en sus grandes extensiones de techo.

Además de las recomendaciones del ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, la ambientalista sugirió que se utilicen las escaleras de los edificios en vez de bajar y subir por el ascensor, apagar los aires acondicionados en los vestíbulos las 24 horas y no encender las luces decorativas de la tercera etapa de la Cinta Costera, aunque sean de bajo consumo.

Si después de Semana Santa no se registran lluvias se prevén cortes del suministro de energía de hasta ocho horas en todo el país.

‘ENTRAR A LAS SEIS’

El especialista en Medicina del Trabajo, Francisco Díaz Mérida, considera que una medida para mantener el rendimiento laboral es sería recortar los horarios en las oficinas públicas. ‘Si los funcionarios entran a las seis y salen a la una serán más productivos que si trabajan ocho horas acalorados’, consideró el médico.