Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

Constitución de 1972 y los resabios del militarismo

En verdad se trató de una nueva Constitución, pero su denominación oficial fue la ‘Constitución Política de la República de Panamá de 1972

El doctor Juan Manuel Castulovich, quien fuera precandidato presidencial independiente en el pasado proceso electoral, es de la opinión de que en Panamá ‘no existe la tal constitución militarista’.

Castulovich ha dedicado parte de su vida a esta materia y para tal fin ha decidido enviar una nota al presidente de la República electo, Juan Carlos Varela, con copia al ministro designado, Milton Henríquez.

A su juicio, es falso el argumento ‘tantas veces repetido de que estamos regidos por una constitución militarista’.

En su opinión, estos resabios fueron abolidos con la reforma constitucional del año 1983.

Dice Castulovich que la Constitución vigente, aunque es denominada con ‘el largo y absurdo’ título de ‘Constitución Política de 1972’ es un texto esencialmente diferente.

Para reforzar su hipótesis hace referencia al ilustre abogado constitucionalista, César A. Quintero que, según Castulovich, con su indiscutida autoridad como constitucionalista, en el prólogo que escribió, el día 11 de diciembre de 1989, para la edición de la Constitución publicada por ‘Librería y Editora Interamericana’, al referirse al Acto Constitucional de 1983, dijo: ‘Como ya había partidos políticos -que no existían en 1972 ni en 1978- cada uno de los ocho partidos reconocidos designó un miembro de la Comisión Revisora. Los otros ocho miembros fueron designados por el Ejecutivo, también con gran sentido de ecuanimidad. El propio Presidente de la Comisión, el jurista Jorge Fábrega Ponce, y los más distinguidos miembros nombrados por el Ejecutivo estaban desvinculados del régimen. De modo que esta Comisión de 16 miembros trabajó con objetividad, con independencia y con ahínco. De su labor salió una Carta Fundamental completamente remozada, libre de resabios autocratizantes y de instituciones contraproducentes. En verdad se trató de una nueva Constitución, pero su denominación oficial fue la ‘Constitución Política de la República de Panamá de 1972, reformada por los Actos Reformatorios de 1978 y por el Acto Constitucional de 1983’.

Y en el siguiente párrafo del mismo prólogo, continuó diciendo:

Como es sabido, el Acto Constitucional de 1983 fue ratificado por medio de un correcto referéndum en que la mayoría abrumadora de los sufragantes se pronunció a su favor.

El juicio, meridianamente claro del Dr. Quintero, añade Castulovich, releva de otras consideraciones.