Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Intercambio de cartas

La Estrella de Panamá que dicta las normas de Transparencia y Acceso a la Información Pública envió carta a la CSJ

La Estrella de Panamá , con base en la Ley 6 del 2002, que dicta las normas de Transparencia y Acceso a la Información Pública, envió el 8 de mayo una carta al presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), José Ayú Prado, con 10 preguntas relacionadas al horario de las grabaciones de las cámaras, procedimiento en caso de fallo, tiempo en que se reactivaron los equipos y personal a cargo. A finales del mes, el funcionario respondió que los equipos reciben el mantenimiento que éstos demanden y las veces que sea necesario.

Indicó que la Dirección de Seguridad de la CSJ labora en horas rotativas, por lo que caerá en el funcionario de turno la tarea de monitoreo.

El magistrado agregó que las cámaras funcionan 24/7, si no presentan inconvenientes, y que, en caso de ocurrir un daño, se debe alertar de inmediato. A pesar de lo anterior, Ayú Prado no ofrece reporte específico elaborado por un técnico de la dirección sobre esta alerta o alguna otra, como tampoco describió el tiempo que tomó la reparación.

Alegó que no entregó copia autenticada del reporte técnico porque el medio no especificó a qué equipo de videovigilancia se hacía referencia.

Al precisarle que se trataba de las cámaras de las entradas de los despachos de los magistrados Sáenz y Mendieta, Ayú Prado respondió que ‘no existen cámaras que filmen directamente las entradas de los despachos, sino en ambos extremos, y agregó que el edificio presentaba, en gran parte del equipo, problemas con las fuentes de poder, batería y falta de sincronismo.

En esta carta, fechada el 14 de julio, Ayú Prado indica que no existe un reporte en concreto de los daños ‘dado que el sistema de video es una estructura tecnológica integral’.

Finalmente, en la nota del 14 de agosto, la última, Ayú Prado informó que ‘es imposible remitirle los videos solicitados (24, 25 y 26 de febrero) toda vez que las vistas grabadas de esos días por las cámaras en cuestión ya fueron borradas por el DVR’.