Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Fiscalía de Cuentas investiga acuerdo para proyecto de SENACYT

De acuerdo al informe del Tribunal de Cuentas, el daño ocasionado al Estado es de $250 mil, y hay dos personas vinculadas

Fiscalía de Cuentas investiga acuerdo para proyecto de SENACYT
Sede de la Fiscalía de Cuentas.

Tras detectarse una posible lesión patrimonial en un acuerdo de consultoría suscrito por la Secretaria de Ciencias y Tecnología (SENACYT), para la elaboración de un estudio de factibilidad del proyecto “Panamá Research Institute of Science and Medicine” (PRISM), la Fiscalía General de Cuentas procederá con una investigación.

Según el informe recibido en la Fiscalía General de Cuentas, procedente del Tribunal de Cuentas, el daño ocasionado al Estado es de $250 mil, y en estos hechos se encuentran vinculadas dos personas naturales y una jurídica.

El examen practicado por la Contraloría General de la República determinó que el 28 de marzo de 2012, directivos de SENACYT suscribieron un acuerdo para la elaboración de un estudio de factibilidad, con la finalidad de construir tres edificios, ubicados en la Ciudad del Saber, que albergarían el proyecto PRISM.

No hay evidencia de la presentación del informe preliminar por parte de la empresa, documento estipulado en el contrato para que se efectuara el primer pago por $125 mil, aun así se realizó el desembolso, afirma la fiscalía.

Otra de las irregularidades encontradas es que el informe presentado por la empresa no contaba con la firma del profesional idóneo, ni mostraba fecha exacta en que fue recibido a satisfacción por parte de SENACYT, pese a esta anomalía se cumplió con el segundo pago de $125 mil.

La Fiscalía de Cuentas destaca que para la elaboración completa del análisis de factibilidad, la empresa realizó una subcontratación por un costo de $3 mil 500, lo que difiere con la cuantía pagada por SENACYT. Además, se utilizó información privilegiada, puesto que la sociedad tenía conocimiento de su contratación con ocho meses de antelación.

El grupo de auditores concluyó que el estudio de factibilidad no era necesario, debido a que el proyecto PRISM de SENACYT ya había sido previamente licitado, entregada su orden de proceder e iniciada la ejecución de la obra, por otra empresa.

Este sería el segundo expediente que maneja la Fiscalía General de Cuentas sobre anomalías incurridas en la pasada administración de SENACYT, por un monto que supera los $900 mil.