Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Nacional

Antecedentes sobre la emigración de los ngäbes

‘El rostro femenino de la migración ngäbe asoma en cada una de ellas, así como el nuevo

Panamá es joven con 113 años, organizada en 75,416.7 km² y una población cercana a 4 millones de personas. De ella, un 13% es indígena: Bri-Bri, Buglé, Guna Dule, Naso-Tjërdi, Embera, Ngäbe y Wounaan. El 60% de los indígenas es Ngäbe.

La realidad nos muestra una emigración Ngäbe cuyos destinos principales son las zonas de agroexportación. Dicho fenómeno ha provocado una serie de cambios en la organización social y económica de las comunidades Ngäbe de origen.

Tal emigración podría enlazarse con distintos procesos económicos históricos, a formas particulares de racismo, exclusión social y explotación que ha resentido y resistido este pueblo, y hasta conducen a explicar la existencia de la migración hacia centros urbanos.

MIGRACIÓN Y CAMBIO CULTURAL

Philip Young es uno de los primeros que describe los inicios de las formas como los Ngäbe se fueron introduciendo a una economía monetaria, como un paso inicial hacia el fenómeno migratorio que hoy conocemos, implantando a sus necesidades artículos que en su sociedad no producían (ganado, ropa, útiles de cocina, machetes, hachas, mantas, kerosene, fósforos, máquinas de coser, relojes, radios y otros).

Estimando que aún en la década de 1960 el intercambio en dinero ocurría con formas tradicionales de canje en especies, es decir, la existencia de una economía doble o la coexistencia de sistemas tradicionales de trueque y el monetario.

El trabajo asalariado es el principal motor de movilización de la población Ngäbe hacia zonas fuera de sus territorios actuales. P. Young nos comenta que durante su trabajo de campo era raro encontrar a un hombre con menos de 35 años que, siquiera por un tiempo breve de su vida, no haya trabajado por un salario. Los sitios principales para ‘salariar' eran las plantaciones de banano, fincas de café u hortalizas y plantaciones de caña de azúcar. Sin embargo, la introducción del pueblo Ngäbe al trabajo asalariado va más allá de la década de 1960, y para P. Young se remonta quizás hasta el siglo XIX.

Jhon Bort señaló que el trabajo asalariado temporal en fincas ganaderas ocurre desde por lo menos la década de 1920 y es importante fuente de ingresos en la década de 1970. A partir de la década de 1930, la United Fruit Company, en Puerto Armuelles, se constituye en la mayor fuente de trabajo para los Ngäbe. Mientras que las plantaciones de café y hortalizas han sido desarrolladas más productivamente desde 1940, en Cerro Punta, Santa Clara y Boquete.

La mecanización del trabajo en las plantaciones bananeras comenzó a reducir la demanda de mano de obra, y a partir de 1960 las cosechas de café se convirtieron en la alternativa principal del trabajo asalariado temporal para los Ngäbe.

Tales autores señalan aspectos sumamente importantes de la cultura que son necesarios tener presentes al momento de analizar la migración Ngäbe para la búsqueda de trabajo asalariado.

La relación del salario con el consumo de alimentos y las necesidades de bienes o productos externos.

Blas Quintero y William Hughes han señalado que esta nueva priorización de productos —como resultado de una relación estrechamente desigual del pueblo Ngäbe con las estructuras económicas capitalistas nacionales y su lógica cultural que la acompaña—conlleva también la introducción, en algunas regiones de la actual Comarca Ngäbe-Buglé, de cultivos para el comercio (café, caña de azúcar, etc.).

Francoise Guionneau Sinclair aseguraba que para mediados de la década de 1970 la producción de café en algunos territorios Ngäbe era bastante considerable, ‘orientadas hacia el mercado exterior'.

Ella también se refiere a la introducción de comercios o pequeñas abarrotes en el territorio Ngäbe: ‘todo un sistema complicado de tiendas'.

MIGRACIÓN, RACISMO Y OPRESIÓN

Para la década de 1980, Phillipe Bourgois mostró la explotación y el racismo que sometía a los trabajadores Ngäbe en la región de Bocas del Toro, dentro de la United Fruit Company. De cómo ésta población era la más explotada dentro de la plantación.

Situación que él explicaba, no sólo por su ‘trayectoria como empobrecidos agricultores de subsistencia' sino también por la poca experiencia que tenían con la economía capitalista y la interacción con los otros trabajadores de la plantación.

La explotación y la inferiorización de los trabajadores Ngäbe era naturalizada en la plantación tanto por trabajadores no indígenas, administrativos y gerentes.

La compañía bananera practicaba el racismo contra los Ngäbe bajo una política de manipulación de los pagos, en darles los trabajos más pesados y menos apetecidos por otros trabajadores; confinando a los Ngäbe a trabajos desagradables, poco calificados, sin posibilidades de ascenso en la escala laboral.

En las viviendas que le asignaban, pues el nivel de hacinamiento al que eran sometidos se sustentaba en el prejuicio racial de que ellos podían soportar ‘condiciones materiales de existencia muy inferiores a aquellas consideradas normales por la mayoría de los… latinos y negros'.

Lo mismo ocurría para el caso de asistencia a la salud. Simplemente no recibían ninguna compensación laboral, ni seguridad social o jubilación. Además, como se necesitaba utilizar fertilizantes y pesticidas, entonces ‘el papel de los guaymíes como aplicadores de productos químicos venenosos adquirió importancia'.

El racismo era una cuestión manifiesta en todas las esferas relacionadas directa o indirectamente con la plantación bananera.

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

EL ROSTRO FEMENINO DE LA MIGRACIÓN NGÄBE

Jorge Sarsaneda, quien ha dedicado su vida a acompañar en profundidad al pueblo Ngäbe, señaló que a partir de la década de 1980 la feminización de la migración se hace presente en los estudios sobre este fenómeno y ‘la migración Ngäbe a Costa Rica y el trabajo en los cortes de café en Panamá, tienen también rostro de mujer, de niñas y niños indígenas'.

Desde la década de 1990 hasta la actualidad la preocupación por la emigración laboral Ngäbe hacia Costa Rica, para la cosecha del café, ha ocupado innumerables páginas, reuniones, acuerdos, programas, proyectos, reportajes, buenas intenciones y definitivamente personas. El rostro femenino de la migración Ngäbe asoma en cada una de ellas, así como el nuevo rol que han estado ocupando en las transformaciones y reivindicaciones de este pueblo por la conservación y propiedad colectiva de sus tierras, el respeto a su cultura y su autonomía.

P. Young afirmó que son cuatro factores importantes los que han incrementado la independencia de las mujeres Ngäbe en el siglo XXI: la religión, el cambio en las condiciones salariales, la escolarización y los proyectos de desarrollo que se impulsan, especialmente en la Comarca Ngäbe-Buglé.

De todos ellos, considera que la escolarización ha sido el más determinante. P. Young hace alusión a los efectos de la globalización, de la relación del pueblo Ngäbe con el mundo exterior.

Lo que nos indica indirectamente que la emigración de la mujer, ya sea por estudios o por trabajo, es un factor que también ha influido en la mayor independencia de la mujer Ngäbe.

De hecho, como en el pasado era el hombre el que mayoritariamente salía a ‘salariar', incluso por varios meses o años de ausencia, entonces esto le proporcionaba a la mujer Ngäbe mayores responsabilidades en el hogar, en el trabajo agrícola, pero también autonomía en la toma de decisiones domésticas.