Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Interpol captura a presunto autor de un homicidio ocurrido en 2011

Al ciudadano panameño lo atraparon en Washington, al tratar de ingresar a Estados Unidos con documentación falsa

En un acción conjunta entre la Policía Nacional (PN), la Policía Internacional (Interpol) y gracias al apoyo de las autoridades de Washington, Estados Unidos,  se logró la captura del ciudadano panameño sobre el cual pesaba "alerta roja", y quien era buscado por la presunta comisión del homicidio del joven Ramón Poveda Infante, de 24 años de edad, ocurrido en diciembre de 2011, en el barrio de San Miguel, Calidonia.

Marcos Córdoba, jefe de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), informó que al aprehendido se le agotaron sus habilidades para esconderse, ya que fue capturado en Estados Unidos, en septiembre de 2016, al intentar ingresar con documentación falsa, por lo que se le retuvo como medida migratoria.

Córdoba explicó que al ser deportado por las autoridades de Estados Unidos, y llegar al Aeropuerto Internacional de Tocumen fue capturado por agentes de Interpol Panamá.

En nota periodística del jueves, 13 de diciembre de 2012, el diario Crítica  informó que el presunto autor del homicidio del joven Ramón Poveda Infante era el ciudadano Luis Morales Vásquez, quien en el pasado ejerció como corregidor de policía de Curundú.  Tras la comisión del hecho de sangre, Morales se mantuvo prófugo de la justicia, aunque aseguró a algunos medios que se entregaría en 2013 para enfrentar el juicio.

Luego de pasar un año del crimen, el Segundo Tribunal Superior de Justicia lo llamó a juicio como principal sindicado en el proceso. Vale indicar que Morales Vásquez siempre ha mantenido el argumento de que es inocente de esa muerte.

Sin embargo, al concluir la investigación preliminar, la Fiscalía Primera Superior encontró méritos suficientes para solicitar al Segundo Tribunal Superior de Justicia el llamamiento a juicio de Morales Vásquez como el presunto responsable de la muerte de Poveda Infante.

La audiencia fue fijada para el 29 de octubre de 2013, por el Segundo Tribunal Superior, pero el principal sindicado nunca compareció como lo prometió, para hacer sus descargos.