La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

Piden a la Contraloría revelar declaración de bienes de Lasso

El abogado Luis Levin Montero ha solicitado a la Contraloría General conocer la declaración de bienes presentada por el médico Jaime Lasso del Castillo cuando asumió el cargo de cónsul en Corea del Sur, en 2009, y posteriormente cuando salió

Piden a la Contraloría revelar declaración de bienes de Lasso

Jaime Lasso, excónsul de Panamá en Corea del Sur, se ha convertido en una de las figuras centrales del caso Odebrecht en Panamá.

Detrás del exdiplomático y su Fundación Don James habría operado una figura que supuestamente trianguló dineros desde Corea mientras era cónsul. Más recientemente, movió dineros de la constructora Odebrecht, bandera del máximo escándalo de corrupción en Latinoamérica.

Los dineros se destinaron a la promoción del movimiento político del Partido Panameñista antes de las elecciones de 2009, durante la alianza con el colectivo Cambio Democrático y posterior a la ruptura entre ambas organizaciones políticas, en 2011.

Esto según información publicada por el Diario Las Américas de Estados Unidos en 2014 e información de la investigación que envuelve a Odebrecht en Panamá.

El exfuncionario ha declarado ante la Fiscalía Especial Anticorrupción que recibió aportes de la constructora brasileña que luego trianguló a la campaña presidencial de Juan Carlos Varela. Lasso solo admitió haber recibido $700 mil de Odebrecht, pero un informe de la Dirección de Investigación Judicial reveló que la cifra pudo ser de $10 millones. A ello se suman como pruebas cheques girados por la fundación de Jaime Lasso a nombre del propio Varela y sus familiares, así como a empresas que brindaron servicios a la campaña presidencial del hoy mandatario de Panamá.

Hoy día el caso de Lasso es materia de cuestionamientos contra el papel del Ministerio Público por resistirse a avanzar en esta investigación más allá de la toma de una declaración jurada. Contrario a otros casos dentro de la trama Odebrecht, Lasso no cuenta con medidas cautelares y mucho menos una imputación de cargos. La fiscalía argumentó que el exdiplomático había sido investigado durante la administración de la exprocuradora Ana Belfon, quien había archivado la causa haciendo uso del criterio de oportunidad por considerar que no había delito. Belfon, sin embargo, rechazó el argumento del Ministerio Público sobre la existencia de doble juzgamiento y contestó tajantemente: ‘no investigué a ese señor por el caso Odebrecht'.

El pasado 1 de febrero, el abogado Luis Levin solicitó a la Contraloría General de la República las declaraciones de bienes de Jaime Lasso al momento de asumir como cónsul en Corea del Sur en 2009 y al salir del cargo, en 2011.

‘La solicitud se ampara en la Ley 6 del 22 de enero de 2002 sobre transparencia y acceso a la información. Esta ley establece en su artículo 2 que toda persona tiene derecho a solicitar, sin necesidad de justificación o motivación alguna, información de acceso público en poder o en conocimiento de las instituciones indicadas en esta ley', dice textualmente el recurso presentado ante la Contraloría.

El abogado señaló en su sustentación que esta información archivada en la Contraloría hoy cobra relevancia frente a las investigaciones por supuesta lesión patrimonial contra el Estado.

‘A la fecha, información de un proceso judicial paralizado vincula al señor Lasso en posibles actos irregulares mientras fue funcionario consular. Sin embargo, la falta de voluntad del Ministerio Público ha evitado que se despejen las dudas'. La declaración de bienes del señor Lasso podría demostrar si sus ingresos y bienes son cónsonos con la suma de dinero que movió en la banca panameña entre 2009 y 2011, deja entrever el abogado.

FUNDACIÓN DON JAMES

Informes revelan que Lasso, siendo cónsul en Corea, declaró ante entidades financieras en 2009 que tenía ingresos por $46 mil mensuales y que poseía $2 millones en depósitos bancarios. También declaró siete propiedades, una de ellas bajo hipoteca en ese entonces.

Esa declaración contrasta con los más de $13.9 millones que habría movido la fundación de Jaime Lasso entre 2009 y 2013 en más de 20 cuentas bancarias en Panamá, de acuerdo con información que publicó en 2014 el Diario Las Américas .

De acuerdo con varias publicaciones periodísticas de 2014, la Fundación Don James habría sido la cabeza de una estructura financiera que le habría permitido al entonces candidato presidencial Juan Carlos Varela desviar dinero de dos de los consulados que él controlaba mientras fue canciller del gobierno de Ricardo Martinelli, en Corea del Sur y Kobe, en Japón.

ANTECEDENTES

Jaime Lasso, el cabildero de Odebrecht

El médico y exdiplomático Jaime Lasso Del Castillo fungió como ‘cabildero' de la constructora brasileña Odebrecht para establecer conexiones entre ésta y miembros del Partido Panameñista y así agilizar trámites legales y administrativos para el desarrollo de sus proyectos en Panamá.

Odebrecht ubicó las fichas que podrían servirle en el desarrollo de sus proyectos. Así sumó a su estructura al excónsul con excelentes relaciones en el panameñismo, quien se acercó a la constructora para solicitar apoyo para un proyecto de reproducción asistida.

Así Lasso, sin malicia, entabló una relación más privada con André Rabello, el representante de la empresa en Panamá, con la que todos querían estar contactados en aquella época.

Cuando se le adjudicó a la constructora Odebrecht el proyecto Curundú ($90 millones), los brasileños recurrieron a Lasso para agilizar el desalojo de familias y el trámite para expropiaciones, apoyo legal y permisos de alquileres sociales temporales.

A finales de 2010, Odebrecht se apoyó nuevamente en Lasso y sus contactos para las expropiaciones de viviendas que se encontraban en el área circundante al proyecto de la primera línea del metro, con un contrato inicial de $1,500 millones.

Una documentación a la que tuvo acceso este medio de comunicación describe que por el apoyo que estaba dando médico a la constructora se negoció el pago de sumas entre el año 2009 y 2010, que se dieron hasta el año 2014, por un monto total de $10 millones a favor de la empresa indicada por Jaime Lasso.