Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Nacional

Contrataciones Públicas: reformas que no cumplieron las expectativas de la sociedad

Uno de los principales proyectos de la agenda del gobierno de Laurentino Cortizo fue aprobado en tercer debate por los diputados. Hay quienes piden un veto parcial

Contrataciones Públicas: reformas que no cumplieron las expectativas de la sociedad

Las reformas son necesarias y tienen aspectos que modernizan al Estado, pero hay artículos que nos dejan igual, e incluso nos retroceden como sociedad

Teresita Yániz de Arias. Exlegisladora Destacada política del Partido Popular y legisladora en el año 1999. Fue elegida como vicepresidenta de la Asamblea Nacional para el periodo 2000-2001.

¿Cuál es su análisis de las reformas a la ley de contrataciones públicas aprobadas en tercer debate este miércoles?

Son necesarias, tienen aspectos que modernizan al Estado, pero tienen otros que verdaderamente nos dejan igual, incluso nos retroceden como sociedad.

¿Qué opina de la propuesta de diputados del PRD de que las reformas permitan que las empresas que ya han alcanzado acuerdos de pena por delitos contra la administración puedan continuar licitando con el Estado?

Es inaceptable que las empresas que han sido condenadas por haber participado en actos de corrupción tienen que ser excluidas de las contrataciones públicas. Ya hay empresas y vendrán más que podrán licitar teniendo esos antecedentes y lo peor es que los diputados hayan aprobado, en segundo y tercer debate, en momentos que el país está preocupado por el tema del coronavirus para que pase desapercibida, aunque no del todo, esas reformas. Un gran porcentaje de los diputados necesita que alguien le explique las repercusiones que tienen estas acciones en la opinión que tienen las personas de la Asamblea, porque tarde o temprano lo que vendrá es un rechazo tan grande que terminen pagando un precio que no será en las próximas elecciones, sino mucho antes por tanto descaro. Hacen cosas que ofenden a la ciudadanía.

Si bien es cierto la Constitución prohíbe la retroactividad de las leyes, excepto cuando son de orden público o de interés social, ¿considera que a esta ley se le puede aplicar el principio de retroactividad y alcanzar las empresas que han logrado acuerdos de pena con la justicia panameña?

Creo que se trata de una ley de orden público, no soy abogada por lo tanto no podría analizar con certeza que se aplique retroactividad porque estamos cambiando las condiciones para contratar con el Estado. Pero algo sí es cierto, no es que estamos estableciendo una penalización, estamos redefiniendo las condiciones para contratar con el Estado y las empresas que ya han sido condenadas no deben licitar con el Estado, y eso es lo que me dice el sentido común.

A su juicio ¿qué debería hacer el presidente de la República ante esta propuesta de diputados de su propio partido?

Yo espero que por la transparencia y el combate a la corrupción que hizo durante la campaña electoral, vete parcialmente ese proyecto de ley, es decir esos artículos que permiten esa situación increíble que han hecho con permitir que las empresas condenadas puedan licitar con el Estado.

¿Las reformas recogen en su totalidad las inquietudes de los ciudadanos sobre las licitaciones con el Estado?

Creo que no, las reformas como quedaron siguen dejando un montón de lagunas, por ejemplo, en el tema de transparencia hay un montón de instituciones que no tienen las informaciones actualizadas, porque no solo estamos hablando de las licitaciones, sino también de esas compras que se hacen directamente.

¿De qué vale una nueva ley si mantiene puntos tan sensitivos como permitir la contratación de empresas corruptas?

Walkiria Chandler D'orcy. Abogada Diputada suplente por el circuito 8-7 en la Asamblea Nacional, activista ambiental y exdirectora ejecutiva de la Fundación Nacional de Pesca.

¿Cuál es su análisis de las reformas a la ley de contratación pública aprobada en tercer debate este miércoles?

Un evidente gatopardismo político, “cambiar todo, para que nada cambie”. De qué vale una nueva ley si mantiene puntos tan sensitivos como permitir la contratación de empresas corruptas, a las cuales legalmente se les ha probado su culpabilidad, simplemente pareciera que se manda un mensaje de que siga la fiesta.

¿Qué opina de la propuesta de diputados del PRD de que las reformas permitan que las empresas que ya han alcanzado acuerdos de pena por delitos contra la administración puedan continuar licitando con el Estado?

Insensata, desvirtúa la razón de ser y el espíritu de la ley. Una vez más se evidencia que nuestro problema no es de leyes, sino de hombres, de aquellos que no están para servir al país, sino para servirse de él.

Si bien es cierto la Constitución prohíbe la retroactividad de las leyes, excepto cuando son de orden público o de interés social, ¿considera que a esta ley se le puede aplicar el principio de retroactividad y alcanzar las empresas que han logrado acuerdos de pena con la justicia panameña?

Tal como usted lo esboza, el principio general es la no retroactividad de las leyes, salvo que en la redacción de la norma al momento de su promulgación se indique que la misma es de orden público. Si este fuera el caso con la nueva ley de contrataciones públicas, le competerá a la Corte Suprema de Justicia determinar el alcance o entendimiento de dicha caracterización con relación a lo indicado en la norma constitucional.

A su juicio, ¿qué debería hacer el presidente de la República ante esta propuesta de diputados de su propio partido?

Vetarla. Es un buen momento para recuperar la confianza de la ciudadanía, en que si las cosas se hacen mal él no lo consentirá... aunque provengan de su colectivo político.

¿Las reformas recogen en su totalidad las inquietudes de los ciudadanos sobre las licitaciones con el Estado?

No, en lo absoluto. Diputados de la bancada independiente y algunos otros han sido enérgicos en elevar el rechazo de los ciudadanos; de hecho, en el segundo debate votaron varios en contra de que empresas corruptas puedan continuar contratando con el Estado.