Temas Especiales

18 de May de 2022

Nacional

Fernando Aramburú: 'Etesa debería ser manejada por un privado'

“Fue una quimera pensar que podría existir una empresa privada de propiedad estatal”, dijo el exdirector de la compañía de energía eléctrica

Fernando Aramburú: 'Etesa debería ser manejada por un privado'
EEl exfuncionario señaló que la Ley 6 del 3 febrero de 1997 no fue cumplida@faramburup

El exdirector de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) Fernando Aramburú Porras, considera que la empresa debería ser manejada por un ente privado, para poder evitar las trabas y burocracias que no le permiten desenvolverse de forma correcta. Así lo expresó este 3 de febrero, durante un evento organizado por la Secretaria Nacional de Energía.

Aramburú, quien en el 2017 ya advertía de la necesidad de “sacar a la política de la empresa”, declaró que lo más perjudicial es la “inestabilidad” de que la administración cambie cada cinco años, lo que, a su consideración, paraliza los planes y terminan sin ejecutarse.

“Me pasó cuando fui director de la entidad en el período 2014-2019. Vimos cómo la empresa tuvo que batallar con el problema de la Línea 3 por no estar a tiempo, que no había capacidad de transmitir a Panamá, que hubo que pagar unas multas estrafalarias y que casi la empresa quiebra si el Estado no la hubiese apoyado”, acotó el exfuncionario.

Planteó que la Ley 6 del 3 febrero de 1997, que dicta el marco regulatorio e institucional para la prestación del servicio público de electricidad, “no fue cumplida” pese a ser “clara, explícita y contundente”. Lo anterior responde a que la empresa privada de propiedad estatal poseía una auditoría interna exclusiva y otros elementos, pero hoy en día está bajo el “régimen” de la Contraloría General de la República, el Ministerio de Economía y Finanzas y la Asamblea Nacional, de allí que la categoriza como una “quimera”.

“No tendría nada de malo que Etesa, con una buena regulación, pudiera ser gestionada por un privado. El Estado se puede mantener como un accionista minoritario, como se ha hecho en Colombia”. Señaló Aramburú, quien afirmó que la empresa de transmisión en Colombia ha logrado ganar tamaño y competitividad, además de ampliarse a otros países, bajo esta metodología.

Los contratos de energía

Otro elemento que tocó Aramburú fueron los contratos de compra y venta de energía, explicando que, aunque en un inicio estaban en Etesa, como mecanismo de estabilidad en el mercado, luego pasaron a las distribuidoras, quienes son responsables del contrato de contratación de energía y el suministro a los clientes.

Detalló que este elemento se cambió en el gobierno de Ricardo Martinelli, lo que considera como un “desvío a la ley original y algo incorrecto”, porque genera distorsión que la empresa estatal sea la que cumpla con estos contratos, cuando es una “responsabilidad clara de las distribuidoras”, además de prestarse a manejos políticos e influencias de los gobiernos de turno, para la adjudicación y demora de los contratos.

Un balance de los últimos 25 años

Fernando Aramburú cree que pese todo, los últimos 25 años desde la creación de Etesa “han sido un éxito”, porque el sector privado a demostrado poder llevar a cabo la responsabilidad financiera y la mejora en la eficiencia del sistema. “El sector eléctrico que tenemos hoy en día en Panamá es más eficiente y cualquier indicador lo demuestra, las pérdidas eran antes del orden de 26% por fallas técnicas y no técnicas, lo que ha bajado mucho”, afirmó.

Agregó que el antiguo Instituto de Recursos Hidráulicos y de Electrificación (Irhe), siempre vivía con escasez e insuficiente capacidad instalada por eso recurrían a los famosos “apagones” de tiempo en tiempo.

Concluyó asegurando que es necesario darle mayor independencia a Etesa y revisar la comercialización de la energía. Esto último incentivaría la competencia y el público podría tener mayores opciones de suministro, como en otros países.