Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Nacional

Ex magistrado Guillermo Márquez Amado advierte que posible reforma al Código Electoral revive opciones de fraude

En tanto, Olga De Obaldía directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, afirmó que la propuesta abre una caja de pandora que daría pie a otros cambios del Código Electoral

Votación
El pasado 1 de junio, el Tribunal Electoral dio por iniciado el proceso electoral rumbo a los comicios de 2024.Archivo/La Estrella de Panamá

El ex magistrado del Tribunal Electoral (TE), Guillermo Márquez Amado advirtió que la reforma al Código Electoral que se analiza en una subcomisión de Gobierno de la Asamblea Nacional, revive las posibilidades de fraude en las próximas elecciones generales de 2024.

Márquez Amado se refiere específicamente al proyecto de ley 823 que fue presentado por el diputado del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD) Leandro Ávila,  en una iniciativa que busca que a partir de los comicios de 2024, las papeletas de votación no sean incineradas luego del proceso de votación, sino que sean preservadas y custodiadas hasta por 30 días después de las elecciones.

Según Ávila, al mantener las papeletas resguardadas físicamente, estas pueden ser utilizadas como prueba ante cualquier proceso de impugnación.

No obstante, el ex magistrado Márquez Amado recordó que este sistema de custodiar y no quemar las papeletas de votación se practicaba en el país antes de 1978 y tanto los votos y las actas eran trasladados a la ciudad de Panamá.

Detalló que en esos tiempos ocurría que las urnas con los votos se llevaban a determinado sitio siempre en manos y bajo el control del Estado, y como las instituciones estaban siendo controladas por el Gobierno, los funcionarios del Gobierno sacaban los votos que se habían contado en las mesas de votación y metían otros votos diferentes marcados también, pero dándole favor a otros candidatos.

Relató que cuando las actas finalmente llegaban a Panamá se aducía que el resultado que tenían esas actas era falsos, y que esto se podía verificar contando los votos que estaban contenidos en la urna.

"Luego abrían la urnas, contaban los votos que se habían metido dolosamente en ellas y de esa manera decían que esa era la prueba de que el resultado que consta en las actas no era el verdadero resultado de la mesa de votación y con ese argumento se robaron elecciones y se amañaron resultados muchísimas veces", señaló.

"Si ahora se quiere cambiar esa regla a sabiendas de que esto era lo que ocurría antes, nada bueno debe haber tras quienes estén pensando en esta propuesta", indicó el ex magistrado.

Detalló que luego del 78 se estableció la quema de las papeletas de votación y no hubo fraude utilizando esa posibilidad de cambiar los votos contenidos en las urnas, salvo el fraude en las elecciones de 1984 y 1989 donde se dejaron de contar votos que favorecían a Arnulfo Arias y a Guillermo Endara, respectivamente.

Agregó que esta propuesta podría facilitar que se cometa algun tipo de fraude en las próximas elecciones.

"Esta propuesta es muy curiosa y llega justo en el momento en que los diputados ejercen tan influyentes decisiones en todo el país, incluyendo en el Órgano Ejecutivo y en el Tribual Electoral, en donde acaba de llegar un magistrado y su suplente que son de su partido (PRD) y un fiscal electoral que era de su partido", precisó.

Reforma generaría desconfianza

En tanto, Olga De Obaldía directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, sostuvo que aparte del tema principal relativo a la quema o no de las papeletas, una reforma al Código Electoral en medio del proceso electoral rumbo al 2024, generaría una gran desconfianza por parte del electorado de que las reglas del juego se vayan a cambiar.

Manifestó que una de las cosas que trajo de vuelta la tranquilidad de los procesos electorales en Panamá es cómo se discuten posibles cambios a la ley electoral en la Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE) en el cual hay proceso de cómo se abordan las reformas y cómo se aprueban.

"Todo el mundo sabe cómo están la ley electoral, obviamente el Tribunal las reglamentó, pero todo el mundo conoce las reglas. Una propuesta como la que se discute, rompería con las costumbre y la tradición que ha generado una calma en los procesos electorales como nunca lo había tenido el país anteriormente", sostuvo De Obaldía.

Insistió en que el tema de guardar o no las paleletas es secundario al problema real de abrir "la caja de pandora" y pensar que se vaya a tener un proceso electoral cuyas reglas puedan ser cambiadas cuando ya el calendario electoral comenzó a regir.