Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Polígrafo

Aproximadamente la mitad de las Mipes se beneficiará con los fondos del BID

El subdirector de Ampyme, Arturo Arango, considera que no todas las micro y pequeñas empresas (Mypes) requerirán crédito para echar a andar sus negocios. Calcula que el 40% de este sector accederá a préstamos blandos que se obtuvieron del Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo, las empresas medianas accederán a créditos de la banca con garantías del Estado

Las micro y pequeñas empresas (Mypes) conforman más del 90% del parque empresarial, son un motor económico que en este momento carece de liquidez, así como la mediana empresa. Las Mypes urbanas representan más del 70% del parque empresarial; la mayoría se dedica al renglón de servicios. No obstante, en el sector rural son empresas pequeñas y chiquitas que se dedican a la agricultura. Para poner en marcha el comercio del país, serán necesarios varios cientos de millones de dólares que el Gobierno no tiene y que su adquisición en las instituciones financieras internacionales es muy complicada por los altos niveles de endeudamiento que tiene el país, debido a las condiciones financieras que dejó la pasada administración gubernamental. El subdirector de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme), Arturo Arango, nos detalla los planes de crédito y apoyo que se preparan para este sector.

Aproximadamente la mitad de las Mipes se beneficiará con los fondos del BIDRoberto Barrios| La Estrella de Panamá

¿Cuál es el plan que tiene Ampyme para echar a andar este sector?

Tenemos que dejar claro que en Panamá, en cuanto a sociedades anónimas, hay casi 80,000 empresas. De ellas, el 94% son micro, pequeñas y medianas empresas, pero la gran mayoría de este sector lo conforman las microempresas. Esto hace que Panamá tenga una ventaja competitiva aunque no lo parezca. Nuestras empresas se basan en la parte de servicios, y al ser un país de servicio interno, podemos modificar las condiciones para que la curva económica pueda mejorarse mientras conservamos arriba la curva de salud. Este ejercicio nos va a llevar a buscar liquidez, pero también innovación en cada uno de nosotros.

Pero explique el plan que tiene la institución para las empresas...

Hemos empezado a trabajar en el desarrollo de planes, por un lado de capacitación en línea para que las personas, en este momento, conozcan cómo comercializar en línea. Nuestro mercado interno no se comercializaba en línea y esta crisis ha creado una oportunidad que se ha desarrollado para conocer nuevos sitios en línea y pagos en línea. Además de esto, ha ido creando las condiciones para que las empresas utilicen las redes sociales para comercializar sus productos. En este sentido hemos comenzado capacitación en línea en conjunto con nuestros aliados estratégicos del Consejo Nacional de Emprendimiento, Ciudad del Saber y otras instituciones. Por otro lado, en la parte de los que van a arrancar, sabemos que el Gobierno Nacional ha conseguido $300 millones para la micro, pequeña y mediana empresa, tanto urbana como rural, para el tema agro. De ese fondo vamos a destinar $150 millones a las empresas urbanas que será administrado por el Banco Nacional a través de un fideicomiso (banca de segundo piso) para solicitar la posibilidad de crédito para entonces dar el financiamiento. Todo esto basado en el Sistema Nacional de Fomento, el mecanismo que tiene la promoción de las Pymes que en los últimos años no se ha desarrollado como se quería.

Aproximadamente la mitad de las Mipes se beneficiará con los fondos del BID

¿A qué tasa de interés se van a hacer los préstamos?

Las tasas de intereses son relativas a los mercados. Lo que sabemos es que van a ser tasas blandas en comparación con las tasas actuales.

¿Pero qué significa blando?

Más bajo de lo normalmente establecido. No se puede dar un número final de una tasa, y te explico por qué. Cuando tú tienes un costo de fondo distinto por afines, esto hace que las tasas varíen dependiendo de sus costos de operaciones. Sabemos que las IFI nos han dado una tasa muy baja y de esta manera podemos colocar una tasa más baja a la entidad financiera y esta, a su vez, darle una más baja al cliente.

“El proyecto Profimype nos ha ayudado a poder garantizar ese porcentaje del 60% al 80% dependiendo del renglón y del sector comercial y riesgo. Pero el porcentaje se aprueba en la institución financiera y después se decide la garantía, los riesgos y las cantidades”.

¿Cuántas empresas se beneficiarán con esos $150 millones?

Si nosotros trabajamos lo que hemos empezado a agilizar, el impacto que vamos a tener –porque no es solamente el dinero que se entregue, sino el tema de las garantías que vamos a tener para generar crédito en el sector privado– estimamos que será alrededor de un 40% de las empresas. Vemos que hay un buen número de las empresas que van a poder trabajar con menos dinero que otras.

¿Puede mencionar un número concreto de cuántas empresas serán?

Tenemos que utilizar el número en porcentajes aproximados. Si te doy un número te miento, y para mentir busquen a otro. Lo que te digo es que proporcionalmente, con la generación de cada uno de los bloques que se liberen poco a poco, vamos a poder saber cuántas empresas tienen más fortaleza y cuántas más debilidad para apoyar a las que lo necesiten.

Si 40,000 empresas se benefician con el fondo del BID de $150 millones, resulta que cada empresa lo máximo que puede recibir son $2,500 en crédito...

No, estás equivocada, son $300 millones del Banco Interamericano de Desarrollo.

Sí, pero se ha dicho que es la mitad para el sector agro y la mitad para Pymes...

Cuando hablamos del 81% de las empresas, incluimos las empresas agro.

Bien, $300 millones entre 40,000, sale a $7,500 por empresa, ¿es suficiente?

Es que hay empresas que no necesitan tanto en el empuje y pedirán menos, otras pedirán más. Entonces hay que ver... nosotros vamos a fortalecer el tema de las garantías y podemos incluir en este desarrollo a la banca privada y las actividades financieras que pudieran ayudar; es la banca de segundo piso.

Estamos hablando que las sociedades anónimas son las que hay en todo el país. Las inscritas en Ampyme son 40,000. Actualmente de esas 40 mil empresas, alrededor de 30 mil son urbanas, de las cuales la mayoría se dedica al sector de servicios y vamos a estar trabajando con ellas en el bloque tres.

¿Qué criterios se van a implementar para otorgar los créditos y qué garantías deben dar las empresas para recibirlo?

Cada institución económica tendrá que decidir eso porque es un tema de riesgo vs. el comportamiento. El carácter va a ser un elemento importante, y aprovecho la oportunidad para decirles a las empresas que han sido afectadas por el Covid-19, que manden sus notas a Ampyme estableciendo su voluntad de seguir adelante. Con el apoyo del programa Profipime (programa de financiamiento), vamos a poder ayudar en el tema colateral de manera proporcional. Porque para la reestructuración o rescate de muchas empresas, la cantidad colateral es suficiente, pero otro programa les va a ayudar a su desarrollo.

¿Quién asumirá el colateral del riesgo?

Ampyme tiene el programa de financiamiento que sirve a las entidades que están inscritas en el Sistema Nacional de Fomento, para las personas que están inscritas en Ampyme; de esa forma la institución apoya a la empresa, dependiendo de su situación, con el nivel de garantía requerido para lo que ha solicitado. Ese programa tiene 20 años en Ampyme.

“Las tasas de intereses son relativas a los mercados. Lo que sabemos es que van a ser tasas blandas en comparación con las tasas actuales”.

¿Qué van a hacer las medianas empresas que no están en estos planes?

Una mediana empresa maneja de $1 millón a $2.5 millones de facturación, son los restaurantes grandes o las tiendas de comercio, por ejemplo. Se les dieron facilidades tributarias porque son las que más generan seguro social, y hay que apoyarlas. La estrategia financiera está basada en un ejercicio de poder dar una garantía parcial, pero eso es mucha plata, por lo que el ministro de Comercio, Ramón Martínez, ya está trabajando. En la micro, que se dividen en tres grupos según el monto de facturación anual, (micro C, de $80,000 a $150,000; micro B, de $36,000 a $80,000 y micro A, de $0 a $36,000). La gran ventaja que tiene Panamá es que hay una gran porción del parque empresarial que declara impuestos. Eso es bueno porque se tiene acceso al crédito, al grupo ese les podemos dar líneas de crédito de $10,000, $15,000 o $20,000, que dará la entidad financiera y que el Gobierno garantizará en un porcentaje. El Sistema Nacional de Fomento tiene la garantía, el Banco Nacional va a estar en el Sistema Nacional de Fomento. Si alguien llega y pide un crédito, le dice al Banco Nacional; le preguntará si está inscrito en Ampyme, cuando es así y le aprueban un préstamo de $15,000, por ejemplo. Lo puede tener el Estado, pero la deuda es privada.

Aproximadamente la mitad de las Mipes se beneficiará con los fondos del BID

Hay muchas empresas que no están inscritas en Ampyme que requerirán financiamiento...

Tienen que empezar a registrarse en el portal de la institución para tener la ventaja de ayuda. Hemos llevado a la digitalización el sistema para desarrollar la accesibilidad de la entidad.

¿Cómo alcanzará el dinero para los préstamos con el ingreso de las nuevas empresas?

No necesariamente, porque Ampyme no da los préstamos.

Es que percibo un plan no definido para rescatar a las pequeñas empresas...

Primero que todo tienen que inscribirse en Ampyme; lo primero es eso. Al nosotros tener las garantías, estas personas que buscan solucionar el crédito pueden hacerlo a través del Fondo Nacional de Fomento.

¿El Estado gestionará más fondos en los organismos internacionales para apoyar al sector?

Bueno, nosotros hemos tenido un nivel de endeudamiento un poco alto en los últimos años. Esto hace que lo que vayamos a pedir en este momento ayude, sí sabemos que en una segunda fase se pueda incrementar algo más, pero esa es una cuestión que maneja el Ministerio de Economía y Finanzas. Pero en esta primera etapa en la que buscamos aplanar una curva de salud y tenemos también una curva económica, esperamos mantener el pulso económico de una manera aceptable para ir progresivamente.

“Con la generación de cada uno de los bloques que se liberen poco a poco, vamos a poder saber cuántas empresas tienen más fortaleza y cuántas más debilidad para apoyar a las que lo necesiten”.

Ampyme tiene un proyecto para 25,000 microempresas que ofrecen $10,000 de financiamiento, la mitad reembolsable, esto suma $250 millones, ¿con qué dinero se fondea?

Hay empresas que vamos a ayudar con ese proyecto de la estrategia de recuperación, otras no necesitarán tanta ayuda. Las que no necesiten tanta ayuda y que pueden aplicar a sectores micro, con ese capital pueden arrancar la inyección económica. Nosotros estamos calculando que pueden ser alrededor de $15 millones que vamos a estar pagando con esas personas de lo que está presupuestado. De lo otro, sabemos que va a ser más grande y vamos a tener un poco más de monto. El dinero sale del programa que estamos distribuyendo; recuerda que esto no solamente es para una etapa de la micro, sino para una etapa actuarial. Esos $15 millones provienen de los $150 del BID. Por eso es importante que las personas se suscriban en Ampyme, porque es como un termómetro de las empresas en los diversos tipos de actividad.

La Unión de Pequeñas y Medianas Empresas (Umpyme) considera que se requieren mil millones de dólares para reflotar al sector, ¿usted qué opina de esta cifra?

Hay que estar claros, lo ideal, si nosotros no tuviéramos la deuda que se generó antes de este periodo, hubiera sido pedir mil millones para arrancar, pero el endeudamiento de los últimos años pesó mucho. Hemos querido, basados en esa situación, maximizar las condiciones y crear estrategias individuales para cada uno de los sectores debido a la naturaleza de los negocios. Es por eso que hemos ido encaminados por ahí, pero sí hay que decir que el endeudamiento de Panamá que se dio en los últimos años no nos está dejando bien en estos momentos.

¿Bajo qué criterios ustedes calculan que habrá un porcentaje significativo que no requerirá financiamiento?

Es muy importante, nosotros en Ampyme tenemos la división de distintos sectores que van desde el agro, artesanías, comercio, industria, pesca artesanal, turismo, y de ese plan nosotros dividimos los sectores en los seis bloques anunciados para la liberalización o retorno a la normalidad. En el primer bloque ya anunciamos qué tipo de actividades podemos apoyar, y en el segundo hacemos exactamente el mismo proceso. Es por eso que sabemos que en unos vamos a dar un poquito más y en otros un poco menos para la que la rueda ande. Si no lo hacemos así, vamos a estar entregando un pocotón de dinero de forma indiscriminada que no va a arrancar negocios sino que va endeudar al empresario. Lo queremos hacer responsablemente, y entre las cosas que tenemos que hacer es crear la tecnología, la innovación, plataformas que funcionen para que esos negocios puedan fortalecerse. Este es un nuevo paradigma, y estamos basando los detalles en la microempresa. Este gobierno está concentrado en desarrollar a la microempresa tanto rural, que representa más del 90% de la agricultura, como la Mype urbana que representa más del 70% del desarrollo en la parte industrial.

¿Qué se ha contemplado con respecto a la idea de que los bancos presten a las Pymes asumiendo el riesgo con una garantía parcial del Estado?

El proyecto Profimype nos ha ayudado a poder garantizar ese porcentaje del 60% al 80% dependiendo del renglón y del sector comercial y riesgo. Pero el porcentaje se aprueba en la institución financiera y después se decide la garantía, los riesgos y las cantidades. Yo también necesito que la banca privada nos apoye como lo está haciendo, pero en el tema de micro y pequeña empresa, necesitamos que nos vayan ayudando con un aporte de accesibilidad para que se mueva, porque las Mypes generan mucho empleo, tanto formal como informal, y eso lo necesitamos. Ya lo hemos conversado con la Red Panameña de Microfinanzas que están apoyando al sector más pequeño empresarial, pero necesitamos que nos ayuden con las pequeñas empresas.

¿A qué interés se prestará a las microempresas?

Las microempresas y unidades económicas, que quiere decir aquellas que tienen actividad económica para formalizar la empresa, podrán conseguir créditos hasta por $10 mil con cero por ciento de interés, que serán emitidos por el Banco Nacional, Caja de Ahorro y otras entidades financieras. El dinero es del Banco Interamericano de Desarrollo, que buscarán la forma de distribuirlo para hacerlo mas equitativo. Las garantías se darán con tasas cómodas, dependiendo del rubro y el bloque que se libere por parte del Ministerio de Salud. Lo importante es dar la mayor cantidad de plata bien distribuida. La garantía la aporta el programa de Fomento a la Micro y Pequeña Empresa. La banca de oportunidades es crear el ecosistema para los servicios del país, es lo que está buscando con la banca de oportunidades. No se anunció desde cuando se otorgarán estos préstamos, el primer bloque no estaba dentro de la escala de la inyección económica, lo que más les ayuda son los beneficios fiscales en este primer bloque.

¿Cuál es el monto máximo de préstamo para una microempresa?

De $5 mil a $8 mil. Eso es lo que están prestando las entidades especialistas en micro; la pequeña puede tener una facturación entre $60,000 a $100,000 máximo.

ARTURO ARANGO

Experiencia en el sector de emprendimiento y de las Mipymes

Nombre completo: Arturo Áyax Arango Osorio

Nacimiento: 10 de junio 1970, ciudad de Panamá

Ocupación: Comunicador social con maestría en administración de empresas

Resumen de su carrera: Licenciado en comunicación social, egresado de la Universidad Católica Santa María la Antigua. Cuenta con maestría ejecutiva en gerencia administrativa (MBA). Desde el año 2013 es miembro, asesor y vocero de la Unión Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas (Unpyme) y fue miembro de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), donde fue el primer presidente Joven Ejecutivo. Consultor Financiero Asociado de SH SEGUROS de 2018-2019. Ha ejercido como catedrático de las Escuelas de Mercadeo y Comunicación Social de la (U.S.M.A.) del 2001 al 2004. Fue Gerente de Operaciones de FLYERS PANAMÁ entre los años 1995 a 2001. El Magister Arango, cuenta con una vasta experiencia en el sector de emprendimiento y de las Mipyme. Se ha desempeñado como gerente del Fideicomiso de Microbanca, Factoring y Leasing de la Caja de Ahorros del 2004 al 2010, para préstamos a emprendedores. Trabajó para Crédito y Leasing Corporativo de BANCO BANVIVIENDA de 2015 a 2016. Y, además, fue Gerente Comercial de MARSH SEMUSA de 2017 - 2018. Recibió un reconocimiento de parte de la UNIÓN NACIONAL DE PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS (UNPYME) por 25 años de trayectoria en el sector. Y fue miembro del Consejo Nacional para el desarrollo de las MYPES en Panamá; y fue parte del equipo que aportó en la creación de la Ley 33 de 2000, con la que nace la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME). Y desde julio de 2019, se desempeña como subdirector general de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME). Canal por Omar Torrijos inspiran a este a formar parte del colectivo político (PRD).