18 de Oct de 2021

Política

La etnia negra en la ruta de la inclusión

PANAMÁ. En mayo de 2002, en el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, por iniciativa del Centro de Estudios Afropanameños se realiza...

PANAMÁ. En mayo de 2002, en el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, por iniciativa del Centro de Estudios Afropanameños se realiza el segundo Encuentro Nacional Afropanameño que contó con la participación de las principales organizaciones y expositores de Panamá, Colón, Darién y Bocas del Toro.

El evento tenía un doble propósito: culminado el milenio, rendirle tributo a nuestros dirigentes desaparecidos a lo largo de nuestra historia de luchas en beneficio de los afropanameños, los responsables de la fortaleza y la acumulación cívica del Movimiento Afropanameño. El segundo propósito fue realizar el diagnóstico de la realidad de los afropanameños para diseñar una estrategia integral para enfrentar sus problemas y necesidades en el nuevo milenio.

Tras dos días de trabajo, el Encuentro concluyó en la necesidad de crear un espacio permanente de consulta, análisis y reflexión, para establecer consensos entre los afropanameños frente a sus problemas específicos y frente a los problemas estructurales del país. Esta iniciativa se concreta en el Foro Afropanameño, que nace oficialmente en agosto de ese mismo año bajo la responsabilidad del Centro de Estudios Afro Panameños, Alianza Rastafari de Panamá, Cámara de Comercio Afro Panameña, Asociación Musulmana de Panamá, Museo Diggers, Federación de Servidores Públicos, Sindicato de Trabajadores del Canal de Panamá, Asociación Panameña del Terruño, Pastoral Afropanameña de la Iglesia Católica, Asociación Afro Antillana, Red de Mujeres Afropanameñas, Sociedad de Amigos del Museo Afroantillano, Iglesia Episcopal de Panamá, Comité Pro-Dignidad, Centro de la Mujer Panameña, Pastoral Afro Panameña del Darién, Comisión Panameña de la Etnia Negra, Rescate de la Juventud Afropanameña, Comité Panameño Contra el Racismo y Fundación George Westerman.

EL FORO AFROPANAMEÑO

Dentro de sus objetivos el Foro prioriza la búsqueda de soluciones a los graves padecimientos socioeconómicos de los Afrodescendientes. Para ello, programó efectuar talleres de análisis y reflexión permanente, foros públicos anuales y encuentros extraordinarios.

Después de sus primeros Talleres de Análisis y Reflexión, entre fines de 2002 y principios de 2003, el Foro asume la responsabilidad de realizar, en el marco del proceso electoral, un Encuentro Nacional de Líderes y Dirigentes Panameños el 25 de diciembre, en el Centro George Westerman, en la Ciudad del Saber y el Primer Foro Público con los candidatos presidenciales, el 27 de noviembre de 2003, en el Auditorio San Marcos del Colegio Episcopal de Panamá.

Allí los candidatos, Martín Torrijos (PRD), Ricardo Martinelli (Cambio Democrático) y Jesús Rosas (candidato a la Vicepresidencia de la alianza oficialista), suscriben los tres documentos base del diseño y ejecución de políticas públicas que garanticen la inclusión de los afropanameños. Estos son: la Plataforma Política de los Afropanameños (Programas de Aspiraciones Integradas del Sector), la Ley Igualdad de Oportunidades de Empleo y el Perfil de un Plan Maestro de Desarrollo Sostenible para los Afropanameños.

Lo importante es que los documentos resultan congruentes con los acuerdos de la Conferencia Mundial de Durban que define claramente compromisos y responsabilidades de los Estados en todo el mundo frente a la erradicación del racismo y la discriminación en el mundo, y la reparación de sus efectos negativos.

PLATAFORMA POLÍTICA

Los aspectos más importantes que constituyen las herramientas de organización, concienciación, sensibilización, visibilización y puntos de negociación a partir de los cuales se podrá planificar las acciones y actividades de los afropanameñ@s a lo largo y ancho de todo el país son:

Incluir a los afropanameños con igual nivel de importancia que otros grupos humanos y sectores sociales, en todos los programas, consultas y estudios socioeconómicos que se realicen en el país, en especial, aquellos que versen sobre población, vivienda, salud, educación y empleo.

Exigir el cumplimiento de los acuerdos y convenios internacionales, que el Estado haya suscrito o se haya adherido, y que contemplen derechos y garantías para la población afropanameña y la beneficien directa o indirectamente.

Propugnar por la inclusión de recursos en los presupuestos centrales y regionales, laborados por el Estado para que ellos sean empleados en la ejecución de planes, proyectos y programas dirigidos a comunidades y poblaciones afropanameñas.

Incluir a representantes de los afropanameños en las Mesas de Diálogo Nacional y Regionales, en los organismos de toma de decisión nacional y regional, para el diseño de planes, proyectos y programas que redunden en beneficio o que estén dirigidos a los afropanameñ@s.

Compeler al Estado a dotar a la población afropanameña de los medios necesarios a fin que puedan divulgar masivamente sus planes, proyectos y programas para su desarrollo sociocultural

Los fondos que ingresen al Estado, destinados a los sectores afropanameños, deberán ser utilizados exclusivamente para esos fines.

Apoyar una legislación y reglamentación del voto de los panameñ@s en el exterior.

Gestionar la participación de una representación de afropanameñ@s en la Constituyente, para que en la nueva Constitución se incluya todo lo necesario, en espíritu y en ley, que elimine toda forma de discriminación y garantice un régimen de igualdad real y efectiva entre los componentes étnicos del país.

Aprobar el Anteproyecto de Ley ‘mediante el cual se dictan medidas para promover la igualdad de oportunidades de acceso al mercado laboral en Panamá.

Crear una Comisión Nacional integrada por los estamentos de seguridad de Estado y de la sociedad civil para eliminar el trato diferencial hacia los afropanameñ@s sobre la base de estereotipos y prejuicios étnicos y culturales.

Como resultado de este Acuerdo de Cumplimiento, al asumir el Gobierno de Martín Torrijos dicta el Decreto Ejecutivo que crea el Consejo Nacional de la Etnia Negra y su Secretaria Ejecutiva, con el propósito de que sea el mecanismo estatal para diseñar y ejecutar un Plan Nacional de Inclusión. El Consejo, integrado 13 miembros de las distintas organizaciones afropanameñas (ad honorem) y 4 representantes del Gobierno, siendo su presidente, Enrique Sánchez, y su primer Secretario Ejecutivo, Joseph Gersan. El interés del Consejo tras sus 4 primeros años de funcionamiento, es lograr la creación por ley de la Secretaria Nacional de Asuntos de la Etnia Negra, una propuesta que ha sido entregada al gobierno anterior y al actual.