Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Política

Resurge espionaje político

PANAMÁ. La tranquilidad de las playas del Pacífico en Panamá Oeste se vio interrumpida a mediados de esta semana. El helicóptero amarill...

PANAMÁ. La tranquilidad de las playas del Pacífico en Panamá Oeste se vio interrumpida a mediados de esta semana. El helicóptero amarillo HP-1686RL irrumpió de manera repentina. La aeronave sobrevoló Punta Barco y Punta Esmeralda, venía desde Pesé.

Extrañamente, el recorrido de la nave tenía objetivos específicos. El denominador común de los destinos: cuatro casas de playa. Coincidentemente, propiedad de políticos opositores. Aspirantes a ser el nuevo inquilino del Palacio de Las Garzas.

Aunque el destino original era Chitré, nunca llegó a la capital de la provincia de Herrera. En el aire se cambió el plan de vuelo. El primer punto a visitar, la Finca San Isidro, en Pesé, una propiedad histórica de la familia Varela donde nació el Seco Herrerano.

La llegada de la aeronave a Pesé no generó sospechas inicialmente, pues se trata de la misma que por más de una década han utilizado los hermanos Varela, sobre todo el candidato presidencial del panameñismo, Juan Carlos.

Lo que sí extraño a los trabajadores de la hacienda fue que el helicóptero amarillo sobrevoló más de 25 minutos, se posó sobre la propiedad, pero nunca aterrizó.

NUEVO PLAN DE VUELO

Tras dejar la cuna del Seco Herrerano, el llamativo helicóptero amarillo tomó rumbo a las playas. Primero se dirigió a Punta Esmeralda. Allí sobrevoló la casa del aspirante a la candidatura presidencial independiente Gerardo Solís.

El modus operandi fue el mismo. Unos quince minutos sobre la propiedad y luego dejó el área. El rumbo cambió un poco. Ahora se dirigió a Punta Barco. En este balneario, la operación fue la misma, solo cambió el objetivo: la casa del diputado panameñista José Luis Varela y luego lo hizo sobre la casa de quien fuera el padre de José Luis y Juan Carlos Varela —candidato presidencial del panameñismo—. Por lo menos unos treinta minutos entre ambas residencias.

Unos minutos después, se dirigió a la casa del candidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), Juan Carlos Navarro, que está tan solo una cuadra después de la de los Varela.

REPORTE DE SEGURIDAD

La Estrella contactó a cada uno de los que recibieron la extraña visita del helicóptero amarillo. Todos coincidieron en que el sobrevuelo de la nave activó las alarmas de los equipos de seguridad. Hicieron el reporte del extraño sobrevuelo, pero no sabían de la extraña coincidencia: la misma nave, en la misma mañana, había visitado la residencia de los políticos opositores.

Tampoco sabían que tres de los pasajeros eran funcionarios de la Autoridad Nacional de Tierras (ANATI): Ernesto De León y Paola Decerega Garuz, según la planilla de la institución, coordinador de Relaciones Públicas y asistente de la Dirección, respectivamente. A ellos se sumó Ulises Barrera, ingeniero en telecomunicaciones. La seguridad tampoco captó que los funcionarios, cámara en mano, estaban haciendo fotos y videos de cada una de las propiedades.

RECLAMO

El primero en reaccionar fue el diputado José Luis Varela. ‘Exijo respeto a la intimidad de mi familia, de mi vida privada y mis propiedades’, en tono airado dijo que no hay justificación para que funcionarios del Estado hagan esto.

Fue más allá y dice que tiene información de que el propio subadministrador de la ANATI, Eric García, fue quien acompañó a los funcionarios al aeropuerto de Albrook, donde inició la misión.

El co mportamiento de los cuatro funcionarios amerita que se inicie una investigación de inmediato y que se les separe del cargo, empezando por el propio subadministrador, reclamó.

El hermano del candidato presidencial dice que no les extraña que la intención sea para dar inicio a otra campaña sucia del movimiento Panamá Avanza —que identifica como afín a José Domingo Arias, candidato presidencial del oficialista Cambio Democrático—.

Recordó que ya la empresa propiedad de su familia fue víctima de una campaña como esta. En ese entonces, funcionarios del Ministerio de Trabajo visitaron la compañía y entrevistaron a algunos trabajadores cuyas opiniones después fueron utilizadas como parte de una campaña política en contra de los Varela, no les extrañaría que en los próximos días fuera el movimiento Panamá Avanza el que se apoderara de las vistas para montarles otra campaña sucia.

También le extraña que esto surja a unos días que acaba de salir del tapete la discusión de los avalúos catastrales en las propiedades —entre las cuales estaban incluidas las áreas de playa— a los cuales se ha opuesto el candidato presidencial panameñista.

PRD SE PRONUNCIA

La campaña presidencial del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) también estaba sobre aviso, la seguridad de la casa de playa de Juan Carlos Navarro había anunciado lo extraño del sobrevuelo del helicóptero amarillo.

Avidel Villarreal, jefe de la campaña presidencial, dijo que nada que venga de este gobierno les sorprende; que un año tras otro han sido víctima de los ataques oficialistas. Navarro ha mantenido una posición en contra de los avalúos catastrales y ha advertido que está dispuesto a derogar esta norma, una vez llegue a la Presidencia de la República.

El jefe de campaña presidencial del opositor PRD asegura estar seguro de que no es casual que u na misma nave en una misma mañana sobrevuele todas estas propiedades de los candidatos opositores y espera que las autoridades de investigación hagan su trabajo y se aclare qué es lo que ha sucedido.

SOLÍS REACCIONA

El extraño sobrevuelo del helicóptero también disgustó a Gerardo Solís, aspirante a la candidatura presidencial por la vía independiente.

Igual que los otros candidatos, Solís dice que el personal que labora en su residencia de playa en Costa Esmeralda también le notificó del extraño sobrevuelo del helicóptero amarillo.

Fueron varias vueltas, la nave iba y venía. El independiente piensa que todo es parte de una maniobra de las mentes oscuras que forman parte de la campaña oficialista.