Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Política

Habilidades sociales y universidad: un reto que afrontar

Es precisamente la ausencia de estas habilidades lo que puede hacer que incluso los más brillantes intelectualmente fracasen en sus relaciones

Formalmente las Universidades tenemos delimitada la misión propuesta por UNESCO-2009 en la Conferencia Mundial sobre Educación Superior: -Educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo- y es la de formar personas como profesionales altamente cualificados para su desempeño laboral y el ejercicio de su ciudadanía responsable, en donde los estudiantes tengan la posibilidad de desarrollar plenamente sus capacidades vinculados a la responsabilidad social; y por el otro, además de proporcionar competencias sólidas para el mundo de hoy y futuro, también tenga una formación de una ciudadanía dotada de principios éticos, comprometidos con la construcción de la paz, la defensa de los derechos humanos y los valores a los que me permito incluir en las habilidades sociales.

Ante este complejo pero inexcusable escenario la globalizada sociedad actual está requiriendo que las universidades aportemos alternativas en la relación del ser humano y la incidencia de fenómenos naturales, sociales, culturales, políticos y económicos a escala local, regional, nacional e internacional. Esta realidad reclama la alineación de profesionales de formación sólida e integral para que al egresar conviertan sus entornos laborales, comunitarios y familiares en escenarios prósperos en cultura como estructura, marcada responsabilidad social que se compendia en actuar por el mejoramiento económico, político, social y cultural como sistema de vida del pueblo y su gente como encomienda social, en donde el ser humano será agente activo de su propio desarrollo.

La Educación superior en su interrelación con la sociedad y en la búsqueda de satisfacción de este encargo social está comprometida en confeccionar diseños curriculares con ejes transversales que fomenten las habilidades sociales para convivir armónicamente en la universidad y fuera de ella, siendo un objetivo el educar en habilidades sociales para el desarrollo de la responsabilidad social de sus estudiantes de manera sistemática y organizada.

Goleman (1995) en su libro la Inteligencia Emocional establece que las habilidades sociales de la persona maduran y que éstas son las capacidades que contribuyen a la eficacia en el trato con los demás, y que los déficits conducen a la ineptitud en el mundo social o a desastres interpersonales repetidos. Es precisamente la ausencia de estas habilidades lo que puede hacer que incluso los más brillantes intelectualmente fracasen en sus relaciones, apareciendo como arrogantes, desagradables o insensibles. Estas habilidades sociales permiten dar forma a un encuentro, movilizar e inspirar a otros, y finalmente prosperar en las relaciones íntimas, persuadir e influir, tranquilizar a los demás.

Es la acción cooperativa real y aplicada y el perfeccionamiento permanente con y para todos los demás lo que de seguro nos llevara al progreso social en una sociedad más humana, equitativa y solidaria en donde todos hemos de contribuir de manera conjunta hasta lograrlo.

Lo expresado no es suficiente, serán los espacios universitarios quienes a través de procesos conscientes, organizados y planificados (pedagógicos y didácticos) han de preparar para esta habilidad. Nuestra universidad ‘UDELAS' ha de encargarse de instruir cómo desarrollarla, cómo aprender las operaciones necesarias para apropiarse de ella.

La Universidad Especializada de las Américas (UDELAS) como universidad oficial del Estado panameño, de manera permanente diseña acciones al interior de sus programas académicos, de investigación y de extensión particularmente en sus Facultades, Decanatos, Institutos, Clínicas, Laboratorios, Cafeterías, y en sus áreas comunes culturales y sociales convirtiéndolos en espacios o escenarios para aprender y propiciar el trabajo en equipo, la comunicación, la colaboración, la ayuda y de hecho de prácticas de las habilidades sociales, otro reto que hemos asumido de manera inicial.