Panamá,25º

21 de Nov de 2019

Política

'La Asamblea debe darle un toque populista a las reformas constitucionales', Boutin

El presidente del Movimiento de Abogados Gremialistas (MAG), Gilberto Boutin, manifestó su preocupación por el proyecto de cambios que se discute en la Asamblea

Gilberto Boutin, abogado y catedrático universitario.Daniel González | La Estrella de Panamá

Al Movimiento de Abogados Gremialistas de Panamá (MAG) le preocupa “profundamente” el proyecto de reformas constitucionales que se discute en la Asamblea Nacional.

Gilberto Boutin, presidente del gremio de juristas, dijo que el paquete de cambios constitucionales carece de método, no tiene la finalidad de armonizar los poderes públicos. “Introduce una serie de artículos desprovistos de conceptos y representatividad”, explicó el abogado.

Uno de los puntos que critica el Boutin es el artículo que hace referencia a un país multicultural porque, según él, crea “focos de feudalización étnica”.

“Esa introducción es producto de la influencia de ideologías extrañas, de organismos no gubernamentales y atentaría contra la noción de panameñidad, que se define como un crisol de razas”, expuso Boutin.

El abogado añade que el país es un puente de conversión étnica que no ha exacerbado las diferencias raciales. Pero, de introducirse este artículo, perdería el concepto universal de panameñidad, que abraza todas las culturas”, advierte.

“El proyecto no responde a un ideario de un Estado moderno, no responde al desempleo, no responde a la calidad o legitimación de la justicia...”,
GILBERTO BOUTIN
PRESIDENTE DEL MAG

La posición del gremio de abogados es que la Asamblea Nacional de Panamá debe darle un toque populista a las reformas constitucionales. A juicio del gremio, que representa Boutin, hay tres aspectos fundamentales que deben introducirse en el proyecto de reformas: reforzar la identidad nacional a través de la defensa a la cultura, consolidar la armonía de los tres poderes y proteger los activos del país, que son sus terrenos.

En este último aspecto, Boutin explicó que existe un artículo que establece que “no habrá tierras incultas”. A su parecer, la norma puede favorecer la conquista de la costa del atlántico para inversionistas que adquieran terrenos alegando que no deben existir “tierras incultas”, esto en detrimento del país.

El proyecto, según Boutin, no responde al ideario de un Estado moderno, tampoco al desempleo, ni a la legitimación de la justicia. “Es un conjunto de artículos desarmonizados que caotizan la función del Estado”, concluyó.

El proyecto de reformas constitucionales fue elaborado por el Consejo Nacional para la Concertación y el Desarrollo, una instancia ciudadana que lo trabajó y consensuó por más de nueve meses. Posteriormente fue entregado al Órgano Ejecutivo, que lo aprobó íntegro y lo presentó a la Asamblea Nacional de Diputados.