Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Pobre educación panameña

Con el pasar de los años y con todo lo que he vivido en esta profesión, pensé que mi capacidad de asombro la había perdido, pero hoy, lu...

Con el pasar de los años y con todo lo que he vivido en esta profesión, pensé que mi capacidad de asombro la había perdido, pero hoy, luego de escuchar al profesor Andrés Rodríguez, me doy cuenta de que no.

Le pedí a mi esposa que me dijera si era cierto lo que escuchaba, a uno de los principales dirigentes magisteriales expresar su malestar por la fecha escogida por la ministra Lucy Molinar para desarrollar una cruzada por la educación, con la excusa de que ese es el día de inicio de vacaciones de medio año del sector público. Me pregunto, ¿cuál será el futuro de la educación panameña con dirigentes que piensan primero en su día de descanso que en el aporte que podamos hacer por mejorar la educación?

La ministra Molinar ha escogido el 15 de agosto para desarrollar el proyecto denominado “Volvamos al aula” , una actividad muy noble que pretende movilizar a 20 mil personas en todo el país, con el propósito de conocer el estado en que se encuentran todas las escuelas públicas, con la participación del sector privado, que estará apadrinando esta gran iniciativa, que debe marcar el inicio de una educación digna para los estudiantes que no cuentan con la suerte de cursar estudios en un plantel educativo particular.

No logro entender cómo existen personas que se opongan a tan noble iniciativa, en una etapa en la que del Ministerio de Educación solo se ha escuchado hablar de corrupción, sobreprecios, ausencia de docentes, maestros y profesores sin cobrar, deserción y fracasos entre tantas cosas.

El resultado de esta gran cruzada por la educación nos puede servir como punto de partida para ese gran acuerdo nacional al que todos debemos sumarnos sin precondiciones y con un solo objetivo, que es el de permitirle a nuestros niños y jóvenes del sector público que reciban esa educación que por años le hemos negado, por estar pensando en las próximas elecciones, en lugar de pensar en las futuras generaciones.

Profesor Rodríguez, con todo respeto, le pido que reflexione y dedique toda esa energía que lo caracteriza en luchar para que se cumplan los siguientes objetivos: 1. Lograr que todos los niños y niñas de Panamá obtengan una verdadera educación obligatoria y gratuita; 2. Elevar la calidad de los aprendizajes considerando la diversidad étnica e incluyendo la formación en valores éticos, morales, y cívicos; 3. Fortalecer la profesión docente; 4. Que los gobiernos inviertan en debida forma los recursos del Estado en Educación; 5. Fortalecer las capacidades pedagógicas, administrativas y de liderazgo del Ministerio de Educación y la comunidad educativa; 6. Implementar una verdadera renovación tecnológica con los adecuados estándares de calidad.

El objetivo final de todo esto debe ser que juntos, como país y como sociedad, lleguemos a desarrolla esa anhelada Reforma Educativa, que nos pondrá en algunos años a nivel de países que han ubicado la educación como tema de prioridad uno en la agenda de Estado.

*Periodista.aalvarado@medcom.com.pa