Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Luis Rojo

Columnistas

Aarón Cohen, huellas imborrables

Estas líneas quedan cortas para hacer reconocimiento a la exitosa y fructífera trayectoria de don Aron

Nacido un 30 de diciembre de 1934, llegó a este mundo, en La Jamina de Los Santos, el reconocido empresario y tronco de honorable familia Sion Enrique Cohen, mejor conocido como Aarón, proveniente de una familia de inmigrantes de Grecia y Turquía.

Lo interesante del viejo Aarón es que al nacer su peso era de solo 14 libras y sorprendentemente la partera cortó su cordón umbilical con un machete, dadas las circunstancias de aquella época y por la urgencia del alumbramiento.

Su padre, Manuel, se dedicaba al comercio y su mamá, Mery Ann Cattan, tejía hamacas y ropas que posteriormente eran puestas a la venta, teniendo una gran demanda por los detalles de la costura y la calidad de la misma.

Luego de muchos años, se traslada a la ciudad capital, tras el repentino deceso de su padre, para aquel entonces Aarón decide establecerse en la ciudad de Chitré, comunidad esta que lo acoge con beneplácito, logrando fundar el comisariato del mismo nombre, el cual, con mucho esfuerzo, logra convertir en un comercio renombrado y de mucho éxito en esta ciudad.

Su vida no fue fácil, pues manejaba un pequeño camión de ruta en el que visitaba diferentes comercios y tiendas surtiéndolos de productos alimenticios, lo que lo llevó a ser un exitoso vendedor.

Don Aarón posteriormente contrae matrimonio con doña Elizabeth Salerno, con quien tuvo cinco hijos, de los que le sobreviven cuatro, llevando el nombre el mayor de su difunto abuelo.

Muchas anécdotas interesantes sobresalen en la persona del viejo Aarón, entre ellas una de mucha relevancia cuando fue gobernador de la provincia de Herrera, donde aprovechó su posición para gestionar grandes obras y darse a conocer por su don de humildad, ya que en Gobiernos posteriores siguió trabajando incesantemente para conseguir muchos proyectos que dignifican a ‘la ciudad que crece sola'.

Una de las obras más sobresalientes que llevó a cabo fue la construcción de la carretera Divisa-Las Tablas y la circunvalación externa de Chitré, donó los terrenos y puso en marcha la construcción de las escuelas Jardín de la Infancia Juan T. del Busto, el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) y el Centro de Formación del IFARHU.

Representó a nuestro país como embajador ante la hermana República de Argentina, fue deportista y dirigente de la lucha libre grecoromana, en la que dio a Panamá sendas medallas de plata y bronce, también participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y, como si fuera poco, portó el estandarte nacional en las Olimpiadas del Japón.

Estas líneas quedan cortas para hacer reconocimiento a la exitosa y fructífera trayectoria de don Aron, a la que se sumará el pueblo de La Jamina de Pocrí, pues el próximo 29 de abril se le rendirá un homenaje póstumo, con una misa que oficiará el obispo de Chitré, Rafael Valdivieso Miranda, seguida de una gran jornada de actividades, como a él le gustaba, entre todos los residentes de Azuero que conocieron su legado de hombre visionario.

COMUNICADOR SOCIAL.