La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Avatar del Julio Bermúdez Valdés

Julio Bermúdez Valdés

Columnistas

Dos encuestas: un ganador (II)

Con Blandón pasa un poco de lo mismo. Trascienden experiencias que parecen desalentar a parte del electorado respecto al partido Panameñista

Para Roux se trata de una maniobra que sacaría a Martinelli de la carrera electoral, y que podría afectar también su campaña presidencial. Culpa de la misma a lo que llama ‘la alianza PRD - Varela', aun cuando no ha descrito el tejido de los supuestos vínculos.

Roux dice que sería torcer el proceso, y que una condena del expresidente produciría en el electorado un voto castigo. A ciencia cierta nadie sabe qué se produciría, porque en ambos casos Martinelli mantendría su acumulación y Cambio Democrático enfrentaría una jornada muy exigida.

Blandón

Con Blandón pasa un poco de lo mismo. Trascienden experiencias que parecen desalentar a parte del electorado respecto al partido Panameñista: proyectos sin terminar, promesas de campaña incumplidas, el tema del agua, por ejemplo; las letrinas; solo una quinta parte de las 100 mil soluciones de viviendas prometidas; ni una sola reunión con los gremios empresariales; el abandono de empresarios a su suerte, los millones de dólares sumados a una deuda pública que, de 10 mil millones en 2009, ha pasado a 25 mil 687 millones de dólares; el desastroso estado en el que queda la Ciudad de Colón, etc., sin descuidar todas las afectaciones que ha registrado la personalidad internacional del Estado panameño.

No obstante, los elementos que sustentan las cifras de ambas encuestadoras podrían estar sujetas a las dudas de algunos observadores rigurosos, sobre todo por fracasos en la región, como en Costa Rica, donde el favorito fue derrotado.

El problema es que en el caso panameño se percibe una mística predominante entre el electorado a favor de Cortizo. Parece una estrella de rock cuando llega a las comunidades y parece incansable.

Pese a que en las últimas semanas sectores económicos importantes han tratado de concertar encuentros con él, les ha sido imposible, porque Cortizo sigue buscando votos; ‘no solo quiere ganar, sino hacerlo de la manera más amplia posible', ha dicho uno de sus voceros.

Contra esas aspiraciones han comenzado a aparecer mediciones anónimas que, si bien señalan a Cortizo como ganador, le incorporan cifras más bajas que las de las encuestadoras. No es lo mismo llegar a presidente con un 48 por ciento, a hacerlo con un 55 por ciento. Así que, quien prohija tales encuestas sabe que la victoria de Cortizo es posible, y mira hacia el futuro.

Lombana

Rasgo importante de la campaña, en la última semana, ha sido la acentuada presencia en medios y redes sociales del joven abogado Ricardo Lombana. Con un discurso depurado es uno de los pocos que refleja ascenso en sus números, pero a 37 días de las elecciones solo un milagro podría llevarlo a superar a Roux, a Blandón y a Ana Matilde. Algunos observadores especulan sobre eventuales alianzas entre candidatos, pero todos juntos sumarían un 44 por ciento de los votos. Nadie dice que es imposible una alianza de última hora, pero hasta hoy no es una opción, y en contra de esa expectativa corre el tiempo.

En diciembre de 2008, la entonces candidata presidencial del PRD, ingeniera Balbina Herrera, le ganaba a su más cercano competidor, Ricardo Martinelli, por 18 puntos, según las encuestas, pero en enero de 2009 se fraguó el Pacto de la Cresta, una alianza entre Martinelli y Varela, cuajada en la residencia de la entonces embajadora de Estados Unidos en Panamá, Barbara J. Stephenson.

¿Qué podría ocurrir hoy? Parece casi imposible que una maniobra inesperada le dispute a Cortizo una victoria por la que, para él mismo, su alianza debe seguir trabajando.

PERIODISTA