Temas Especiales

06 de Feb de 2023

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Apelamos por la paz en la península de Corea

Creemos que todavía es evitable una guerra nuclear en la Península de Corea, si las partes en conflicto no se precipitan, pero lo medula...

Creemos que todavía es evitable una guerra nuclear en la Península de Corea, si las partes en conflicto no se precipitan, pero lo medular que hay que señalar es que en el Sur de Corea impera un régimen colonialista, que impide la unificación, tantas veces deseados por Corea del Norte y que por su postura vertical e intransigente en ese sentido es justa su rebeldía que mantiene, si se tiene en cuenta que antes del colonialismo que señalamos, férreamente estuvo ocupada por más de un siglo por el imperio japonés.

En el año de 1950 se desató allí una guerra que costó millones de vidas, cuando apenas había transcurrido cinco años que Truman había lanzado sobre Hiroshima y Nagasaki (bomba atómica), que en cuestión de minutos mataron e irradiaron a cientos de miles de personas.

El general Douglas MacArthur, durante la guerra de Corea tuvo intenciones de emplear armas atómicas contra la República Democrática de Corea, pero Harry Truman lo desautorizó.

A tal magnitud estuvieron las hostilidades bélicas, que la República Popular China, perdió un millón de valientes soldados para impedir que las fuerzas enemigas se apoderada de la frontera de ese territorio, Corea con su patria.

El esclarecido líder máximo de la Revolución cubana, Dr. Fidel Castro, con la sabiduría que le da la experiencia, ha señalado sobre el conflicto actual en la Península de Corea, que si allí estalla una guerra, los pueblos de ambas partes de la Península, serán terriblemente sacrificados, sin beneficio para ninguno de ellos.

La República Popular Democrática de Corea siempre fue amistosa con Cuba, como Cuba lo ha sido siempre y lo seguirá siendo con ella afirma Fidel, quien más adelante agrega: ‘Ahora que ha demostrado sus avances tecnológicos y científicos, le recordamos sus deberes con los países que han sido sus grandes amigos y no sería justo olvidar que tal guerra afectaría de modo especial a más del 70 % del planeta’.

Y remarca Fidel: ‘Si allí estallara un conflicto de esa índole, el Gobierno de Barack Obama en su segundo mandato quedaría sepultado por un diluvio de imágenes que lo presentaría como el más siniestro personaje de la historia de Estados Unidos. El deber de evitarlo es también suyo y del pueblo de Estados Unidos’.

Como detalle de la guerra de 1950, todavía se discute quién realizó el primer disparo, si los combatientes de Norte o los soldados norteamericanos que montaban guardia junto a los soldados reclutados por Rhee. La discusión carece de sentido, si se analiza desde el ángulo coreano.

*ABOGADO Y PERIODISTA.