Busca consolidar su carrera artística con papeles cada vez más complejos

Actualizado
  • 12/06/2010 02:00
Creado
  • 12/06/2010 02:00
Ese ídolo adolescente por su papel de sexy y melancólico vampiro en la saga de "Twilight", teme que el éxito de la serie le impida acced...

Ese ídolo adolescente por su papel de sexy y melancólico vampiro en la saga de "Twilight", teme que el éxito de la serie le impida acceder a "papeles serios", según declaró a la revista alemana "InTouch" a finales de marzo pasado. "La histeria de los seguidores de ’Twilight’ ha adoptado unas formas que ya no se pueden controlar. Además tengo miedo de que, por eso, no me vuelvan a ofrecer papeles serios", declaró Pattinson. Por eso que Rob -para los amigos- haya intentado ir por esa senda del "cine serio" participando en "How to Be" (2008) y "Little Ashes" (2008), cinta en la que encarna al pintor español Salvador Dalí. Continúa por esa línea con "Bel ami", donde encarna a un personaje tan retorcido como encantador. Tras empezar como actor teatral en el Barnes Theatre Company, debutó en televisión con una adaptación del "El anillo de los Nibelungos" e intervino en distintas series hasta que le llamaron para participar en la saga de Harry Potter, desde donde saltó directamente al mundo de los vampiros. Pero más allá del cine, el actor es un apasionado de la música. Toca el piano, la guitarra y compone. E incluso ha interpretado algunas de las canciones de la banda sonora de "Twilight" y de "How to be". Este año fue considerado como una de las cien personas más influyentes del mundo por la revista estadounidense "Time", aunque a él, lo que le apasiona es convertirse en un actor de la talla de Jack Nicholson, al que venera profesionalmente desde que le vio en "One Flew Over the Cuckoo’s Nest". Pattinson tenía 13 años y comenzó a imitarle. "Me vestí como él, imité su acento. Hacía todo como él", ha declarado.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus