Temas Especiales

25 de May de 2020

Café Estrella

Los cinco Miró 2012

PANAMÁ. Cuatro hombres y una mujer no es el nombre de una obra de teatro, sino la división en género de los ganadores del certamen de la...

PANAMÁ. Cuatro hombres y una mujer no es el nombre de una obra de teatro, sino la división en género de los ganadores del certamen de las letras más prestigioso del istmo: el Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró.

La divulgación de los galardonados comenzó, como es de rigor, una hora después de la cita (establecida para las 7:00 p.m.), en el Hotel Continental. En la versión número 70 del Miró no hubo categoría desierta ni tampoco ninguno de los discursos del jurado hizo alusión a que hubiese baja calidad literaria en el groso de las obras participantes. Sin embargo, en aquella jornada nocturna se dijo que en la categoría de ensayo hubo 12 obras participantes, mientras que la nota de prensa del Instituto Nacional de Cultura distribuida por correo electrónico en el mes de julio a los medios de comunicación registró dos (2) obras en ensayo y 135 títulos en total.

LA OBRA GANADORA ES...

La primera categoría en ser develada fue ensayo. El jurado panameño José Ardila leyó el fallo donde resaltó de la obra elegida como ganadora que es un aporte lingüístico al país. Ardila se refirió a Presencia africana en el habla del panameño, cuyo seudónimo ‘Leopoldo’ escondió la identidad de Porfirio Sánchez Fuentes.

Seguidamente Erasto Antonio Espino leyó el fallo de poesía, donde destacó de la obra titulada El deslumbrante mar que nos hizo, que tenía una ‘presencia de esperanza y memoria histórica nacional’. La obra con el seudónimo ‘Escribiente’ es creación de Manuel Orestes Nieto. En esta categoría, el fallo no fue unánime. La jurado Carmen Boullosa, de México, votó a favor de la obra Música para ahogados.

Divulgar quién se llevó la medalla de las letras en teatro le correspondió al jurado panameño Agustín Clement. En el fallo se destacó que Milagros de la fe poseía humor negro y se basaba en el corformismo de la gente. El seudónimo ‘Milagrito’ guardó durante estos meses el nombre de Mónica Guardia, quien según los asistentes cursó el diplomado de Creación Literaria de la Universidad Tecnológica de Panamá. Aunque conscientes de que las bases del Miró no permiten mención honorífica, los jurados establecieron en el fallo que la obra Déjalos que hablen debe ser llevada al escenario.

Irina de Ardila —docente en la Escuela de Español de la Universidad de Panamá y jurado de cuento— leyó el fallo de esta categoría, donde resultó ganador el título El misterio del manuscrito de Voynish, con seudónimo ‘Locuacidad Et Sor’, creación literaria de Claudio De Castro Soto.

En novela, ganó Hombres enlodados con el seudónimo ‘Chavelita F’. En el fallo, el jurado sustentó que el libro posee ‘excelente manejo del idioma’ y que muestra ‘una estructura fija del machismo’. La obra que ganó con un fallo unánime es de Javier Stanziola.

En el Teatro Nacional, a las 7:00 de la noche del jueves 25 de octubre, será la premiación de estos cinco escritores panameños.