Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Café Estrella

Se alzan las carpas

NEW YORK. Por ocho días la ciudad de los rascacielos se convierte en la capital de la moda, el lujo y el glamour al presentar la nueva e...

NEW YORK. Por ocho días la ciudad de los rascacielos se convierte en la capital de la moda, el lujo y el glamour al presentar la nueva edición del Mercedes Benz Fashion Week, o más conocida como New York Fashion Week (NYFW), una de las pasarelas más importantes a nivel internacional donde se marcarán las tendencias que traerá la temporada primavera-verano 2014. Desde su apertura el jueves 5 de septiembre las salas del Theatre del Lincoln Center estuvieron bombardeadas del mundo ‘fashionista’ entre ellos, diseñadores, modelos, maquilladores, peluqueros, periodistas, blogueros, fotógrafos y, por supuesto, compradores y amantes de la moda en general.

La lista de los diseñadores latinos que brillan por las tablas neoyorquinas se ha ampliado este año. Carolina Herrera, Óscar de la Renta, Narciso Rodríguez —quien intentará con su nueva colección satisfacer los deseos de una de sus principales y más ilustres clientas: la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama—, la diseñadora chilena, María Cornejo, los argentinos Agostina Bianchi, Marcelo Giacobbe, Daniela Sartori, Viviana Uchitel, Fabian Zittabril y el venezolano Ángel Sánchez, son algunos de ellos.

Este año dos marcas europeas hicieron su debut una de ellas fue la española Desigual y la británica AllSaints.

PROPUESTAS DE LAS PRIMERAS JORNADAS

Tras los primeros cinco días de desfiles las pasarelas estuvieron teñidas de un estilo urbano y experimental. La firma española Desigual arrancó el evento con una propuesta bautizada ‘Happy, mediterranean, chic’, una colección divertida y colorida donde hubo variedad de prendas y estampados. Pero sin lugar a duda uno de los desfiles que causó revuelo el viernes fue el de la diseñadora neoyorquina Eden Miller. En su desfile Miller presentó una línea para las mujeres de tallas grandes. Fueron seis modelos voluptuosas las encargadas de presentar esta colección sexy y glamourosa llena de colores vivos, grandes estampados y largos vestidos con rayas horizontales.

El desfile de la marca del cocodrilo, Lacoste, fue muy limpio de líneas y de tonalidades: el blanco se aprecia en distintos matices y acaba derivando al marfil.

Mientras que BCBG Max Azria presentó una colección minimalista con momentos constructores, para luego pasar a unos exquisitos estampados florales en siluetas relajadas. La paleta comenzó con pasteles, para pasar a la infalible dupla del blanco y negro, y más tarde llegaron las flores. La diseñadora coreana Marissa Webb se enfocó en una propuesta sumamente elegante, con telas satinadas, tweeds, vestidos ligeros, faldas y shorts.

CELEBRIDADES SIGUEN LAS PASARELAS

La semana de la moda de Nueva York es una de las citas más importantes del año en la industria, por lo que asisten reconocidas personalidades, entre actores, modelos, deportistas, cantantes y otras celebridades de gran importancia que no se quieren perder los desfiles y los fotógrafos de captarlos.

La top model Heidi Klum; las hermanas Mary-Kate and Ashley Olsen; la jugadora de tenis Maria Sharapova; la cantante Rihanna y Alicia Keys, Justin Bieber, la actriz británica Emily Mortimer; la editora de la revista Vogue, Anna Wintour; la actriz canadiense de Mad Men son algunas de las famosas que se encontraban en primera fila.

El evento se llevará a cabo hasta el 12 de septiembre en la Gran Manzana, donde están previstos más desfiles, que se espera que convoquen a unas 100 mil personas.