Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Café Estrella

Poeta argentino Juan Gelman fallece en México

Juan Gelman, un reconocido poeta argentino que sufrió pérdidas personales durante la dictadura militar de su país, del que finalmente se...

Juan Gelman, un reconocido poeta argentino que sufrió pérdidas personales durante la dictadura militar de su país, del que finalmente se exilió, falleció el martes en México, informaron autoridades culturales mexicanas. Tenía 83 años.

‘Juan Gelman, poeta del alma mexicana, poeta mayor, ha muerto. Mi pésame a sus deudos’, manifestó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México, Rafael Tovar y de Teresa.

Hasta ahora no se han dado a conocer las causas de la muerte del poeta, quien fue reconocido con algunos de los mayores galardones a las letras, como el Premio Cervantes de Literatura en 2007 y el Reina Sofía de Poesía 2005.

Gelman, nacido en Buenos Aires el 3 de mayo de 1930, perdió a su hijo Marcelo y a su nuera María Claudia durante la dictadura militar argentina de las décadas de 1970 y 1980. Pasó años en búsqueda de una nieta Macarena que, tras la muerte de sus padres, fue adoptada. En el 2000 logró encontrarla en Uruguay, quien al enterarse de que el poeta era su abuelo, se cambió el apellido a Gelman. Gelman perteneció a la guerrilla de los Montoneros que luchó contra los regímenes militares en las décadas de 1970 y 1980. Fue la dictadura militar, en la cual desaparecieron unas 30 mil personas, la que lo obligó a exiliarse en México. Además de sus experiencias como activista político, su obra también alude a su herencia judía y el concepto familiar. Creció en un barrio de judíos e inmigrantes y realizó sus estudios secundarios en el prestigioso Colegio Nacional de Buenos Aires. A los 15 años ingresó a la Federación Juvenil Comunista, para pasar al partido tiempo después. También trabajó como periodista, antes de publicar su primer libro ‘Violín y otras cuestiones’ (1956). En 1955, dejó el Partido Comunista y en la década de 1960 se convirtió en militante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Ya en México, vivía en un apartamento amplio y bien iluminado con varias bibliotecas en La Condesa. Recibió homenajes en el país, y también fue merecedor del premio Juan Rulfo en 2000, y del premio de poesía iberoamericano Pablo Neruda en 2005.