Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Café Estrella

El personaje irremplazable

PANAMÁ. Los colores, aunsencia o exceso de luz influyen en el estado de ánimo.. Precisamente este es el objetivo de uno de los elementos...

PANAMÁ. Los colores, aunsencia o exceso de luz influyen en el estado de ánimo.

Precisamente este es el objetivo de uno de los elementos más importantes en la escena teatral, provocar sensaciones y la iluminación junto con el diseño, marcan el ritmo de la historia a actores y espectadores.

Pero para entender justamente cuál es la importancia y el rol de los claros y oscuros en una obra de teatro, consultamos a experimentados nacionales e internacionales en las tablas.

Layla Metssitane de origen franco-marroquí es actriz, llegó a Panamá para protagonizar la obra ‘Estupor y temblores’. Un unipersonal donde solo estaban ella y la iluminación en el escenario.

‘Las luces de Philippe Groggia son un vestuario o tal vez un personaje de pleno derecho. Es un personaje singular quien participa en el juego. Queríamos crear un universo luminoso depurado. Oriental’, explicó Metssitane sobre su primera adaptación.

Esta obra está basada en la novela de Amélie Nothomb, donde sobre el escenario solo están Layla y el juego de luces y oscuridad lo maneja Phillippe Groggia, jefe de Iluminación de la Comédie Francaise de París y responsable técnico de las giras internacionales de esta, la más prestigiosa y antigua institución teatral francesa.

Según él ‘las luces deben ser decorativas, sugestivas o realistas, sirven para la decoración, la emoción, para que el actor junto con el texto y la música creen un clima ideal. Puede ser en acuerdo o desfasada, pero tiene que respetar la dirección escénica.’, aseguró el experto.

En palabras de Groggio, el ingenio y la decoración de distintas culturas de los países que ha visitado le permite descubrir expresiones muy distintas e ideas para iluminar escenarios.

DESDE PANAMÁ

En los teatros nacionales también se cuenta con experiencias interesantes en cuanto a iluminación.

‘Esta contribuye a darle color a la escena , con el actor ayuda a expresar sentimientos o un momento en específico. En mi experiencia me ha tocado actuar con luz blanca, cámara negra y es posible. Provoca que el público se meta más en la escena’, expresó el actor Rogelio Bustamante, que cuenta en su camino con 14 años de experiencia teatral.

Bustamante, asegura que si bien su especialidad no es el diseño de luces, está muy claro que el diseñador debe estudiarse cada escena y trabajar junto con el director para una debida iluminación. Es un trabajo agotador, porque se dedica un ensayo completo en el escenario para iluminar cada escena.

Pero las limitaciones al momento de montar la iluminación frustran ideas, ya que a veces se cuenta con una consola limitada de luces disponibles y por ejemplo, hay escenarios donde se presenta una obra infantil en la mañana y una de adultos en la noche, haciendo más complicado trabajar en el diseño de la iluminación.

EL EFECTO EN EL PÚBLICO

‘Recuerdo que en una escena de la obra ‘Bent’ donde los actores debíamos ‘tener frío’, el diseñador de luces nos coloco una luz azul para ambientar la escena. En realidad hacía mucho calor, porque teníamos abrigos muy gruesos. En ese caso la iluminación ayudó muchísimo a que el público percibiera el frío de la escena.

Lo que marca que la iluminación, es un personaje y hace presencia viva en el escenario.