Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Cine

Regresan los Bad Boys

Lo bueno del filme, que a nuestro criterio es el mejor desarrollado de la trilogía, es la química Smith-Lawrence que mantiene los tonos de drama y comedia en la cinta

Will Smith regresa cargado de la misma creatividad que marca su rol actoral.

Han pasado 25 años desde que Will Smith y Martin Lawrence sorprendieron a la audiencia con una propuesta de acción que significó el resurgimiento del subgénero de buddy cop movies, cuyo cénit se dio con la franquicia de Arma Mortal, con Mel Gibson y Danny Glover.

La saga lleva recaudados más de $72 millones solo en los Estados Unidos.

Según el diccionario completo del cine, el subgénero buddy movie se define como “aquel que enaltece las virtudes de la camaradería masculina y relega la relación hombre-mujer a una posición secundaria”, aunque se han visto, por ejemplo, algunas muestras de poder femenino en el género gracias a Rebecca de Mornay y Mary Gross por la película Federales, y más recientemente The Heat con Sandra Bullock y Melissa McCarthy.

En el cine, este género realmente tuvo como gran precursor a El perro rabioso o Nora Inu, de 1949, dirigido por Akira Kurosawa, que tuvo en sus protagónicos a Toshiro Mifune y Takashi Shimura, pero empezó a popularizarse en 1974 con Freebie and the Bean, en el género de película de Oeste con Paul Newman y Robert Redford.

Ahora, Bad Boys, película que maneja con eficiencia la comedia y la acción descerebrada, supuso un interesante hito en este tipo de filmes, por el hecho de contar con un director conocido internacionalmente como creador de vídeos musicales como Michael Bay, quien, gracias a este trabajo internacionalizó su estilo personal e hizo una meteórica carrera que incluyó toda la serie de Transformers, La Roca, Armagedón, Pearl Harbour y La Isla.

De los años noventa, se recuerda de Bay, por ejemplo, ¿los 90 segundos del comercial de Coca-Cola inspirado en la Segunda Guerra Mundial y la campaña de Got Milk? El éxito alcanzado por Bad Boys, cuyo título proviene realmente de un éxito de la agrupación Inner Circle, que grabó en 1987, pero se popularizó gracias a la teleserie reallity, Cops, hizo que se dispararan las ventas de ese gran éxito de los jamaicanos que luego pegaron con Girl, I'm Gonna Make You Sweat.

Al final, un cuarto de siglo más tarde y 17 años después de la segunda parte de este filme, los malos regresan bajo la dirección de los belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah, para estrenar la tercera parte de la saga, que lleva recaudados más de 72 millones de dólares, solo en los Estados Unidos, y dado el éxito alcanzado, ya se tiene prevista una cuarta parte, retornando a la producción de Michael Bay.

La saga acompaña la exitosa carrera del humorista Martin Lawrence.

Lo bueno del filme, que a nuestro criterio es el mejor desarrollado de la trilogía, es la química Smith-Lawrence que mantiene los tonos de drama y comedia en la cinta, la vibrante propuesta de los directores, que bajan la velocidad del grandioso despliegue de imágenes y movimiento de cámaras de la técnica de Bay, pero que acentúan eficientemente el sentido práctico de la película, que tiene a la venganza como el motivo fundamental de la estructura narrativa de esta tercera entrega, así como los aportes de Kate del Castillo como la villanísima y el trabajo de Vanessa Hudgens y el equipo de policías jóvenes que acompañan a los veteranos chicos malos.

“Según el diccionario completo del cine, el subgénero 'buddy movie' se define como aquel que enaltece las virtudes de la camaradería masculina y relega la relación hombre-mujer a una posición secundaria. Aunque se han visto, por ejemplo, algunas muestras de poder femenino en el género gracias a Rebecca de Mornay y Mary Gross por la película 'Federales' y más recientemente 'The Heat' con Sandra Bullock y Melissa McCarthy”.

¿Qué dice la crítica internacional?

“Es la mejor de la trilogía: tiene identidad propia, o al menos algo parecido viniendo de un gigantesco proyecto industrial como este”. Todd McCarthy, The Hollywood Reporter.

“Adil el Arbi y Bilall Fallah se muestran francamente hábiles mezclando la comedia con el drama y el desarrollo de personajes con la orquestación de grandes coreografías de acción. (…)”. Nando Salvá, El Periódico.

Las actuaciones protagónicas cuentan con una vibrante propuesta de los directores.Shutterstock

“Tropieza de vez en cuando, pero Smith y Lawrence no han perdido su irresistible atractivo y 'Bad Boys For Life' es como un estallido de acción retro de los 90. Es como si nunca se hubieran ido (...)”. Peter Travers, Rolling Stone.

“Es lo que es, y claro que da para un rato de la tarde del sábado (...) un acelerado compuesto de escenas de acción, de persecuciones enloquecidas y tiros a mansalva”. Oti Rodríguez, diario ABC.

“Ofrece su mejor versión cuando deja que fluya la química entre los dos protagonistas; cuando no lo hace, no se diferencia mucho de cualquier otro thriller frenético de los que pasan por los multicines”. Leah Greenblat, Entertamnt Weekley.

Interesantes propuestas de 'Buddy Cop'

End of Watch (2012)

Taylor (Jake Gyllenhaal) y Zavala (Michael Peña) son dos agentes de policía que patrullan las calles de Los Ángeles. Taylor decide grabar todo lo que les sucede mientras recorren las calles de los barrios más peligrosos de la ciudad. Al mismo tiempo se ven cada vez más involucrados en una guerra entre dos bandas, una de afroamericanos y otra de hispanos, que pretenden controlar el tráfico de drogas en la zona.

Tiempo de Valientes (2005)

Mariano es un psicoanalista que, a raíz de un accidente de tráfico, es condenado a realizar trabajos comunitarios relacionados con su profesión. La tarea que el juez le asigna es la de atender a Alfredo, un inspector de la Policía Federal anímicamente devastado por la infidelidad de su mujer. Mariano tendrá que improvisar sus sesiones de psicoanálisis mientras acompaña a Alfredo en sus investigaciones. Casi sin darse cuenta, se irá sumergiendo en el universo policial hasta el punto de convertirse en una especie de ayudante extraoficial de Alfredo. Juntos tendrán que enfrentarse a inimaginables e inesperados peligros para los que no parecen estar preparados.

Hot Fuzz (2007)

Un superpolicía londinense, de los que disparan a dos manos y saltan sobre el capó de los coches en marcha, es enviado a un pueblecito de la campiña inglesa que, en realidad, no es tan tranquilo como parece. La dupla de Simon Pegg y Nick Frost se destaca con esta parotia británica que la crítica la califico como “hilarante (...) no únicamente por la eficacia y agilidad de su humor, sino también por su capacidad para analizar los defectos de una nación (...)”.

Arma Mortal (1987)

Martin Riggs es un policía de Los Ángeles con tendencias suicidas. Su compañero Roger Murtaugh es un veterano y responsable policía y padre de familia. Juntos intentan frustrar una operación de contrabando de droga. Al mismo tiempo, a pesar de sus diferentes caracteres, se harán buenos amigos.

Alien Nation (1988)

En el futuro, la Tierra ha sido colonizada, en parte, pacíficamente por extraterrestres, que comparten con los humanos un modo de vida en el que se mezclan continuamente. Llegaron en una nave y, tras serles concedido asilo por parte de las autoridades, los alienígenas se han integrado rápidamente en la sociedad, pese al recelo de una parte de los humanos. Sykes (James Caan) no siente ninguna simpatía por los “recién llegados”, sin embargo cuando su compañero es abatido por uno de estos, consiente en trabajar con un policía alienígena (Mandy Patinkin) para llegar al fondo del asunto e intentar atrapar al asesino de su compañero, un peligroso alienígena metido en un asunto muy turbio.