Temas Especiales

19 de Ene de 2022

Cine

'I May Destroy You', un retrato de la vida después del abuso sexual

La nueva serie de Micaela Coel relata la historia de Arabella, quien debe encontrar la realidad de sí misma en las memorias de un trauma que nunca olvidará

'I May Destroy You', un retrato de la vida después del abuso sexual
La serie de Coel ha sido nominada a los premios Emmy 2021 como mejor serie de drama y está disponible en HBO Max.Redes sociales

La serie disponible en HBO Max retrata la historia de Arabella (Michaela Coel), una mujer negra en sus treinta y tantos que pasa las noches escribiendo. Es una escritora de bestsellers (su primer libro de éxito The Chronicles of a Fed-up Millennial) que vive, y trata de sobrevivir, en Londres, mientras descubre la realidad de la vida más allá de sus planes de fiesta y amigos inseparables. La serie fue estrenada en 2020 y ahora compite para ser galardonada con un premio Emmy en la categoría de mejor serie de drama, y otras ocho nominaciones.

A la luz de los recientes sucesos de racismo, protestas en pro de los derechos humanos, conversatorios sobre el feminismo y la lucha contra la violencia de género, recordar (o empezar a ver) I May Destroy You, se siente como una responsabilidad, aunque no sea placentera durante el viaje de sus cortos 12 episodios (rozando los 40 minutos cada uno), se podría considerar necesaria ya que tanto Coel como sus compañeros Kwame (papá Esseidu) y Terry (Weruche Opia) se destilan en una historia no lineal, que sigue un camino vivo y cambiante con cada escena, tocando temas desde el acto sexual consensuado, hasta lo que realmente significa tener límites en una generación que cada vez más busca el relativismo.

Por una parte, la premisa de la serie es, en una línea, sobre la vida después del abuso sexual, pero la genialidad de la serie reside en que no es solo eso, así como Arabella no es solo una escritora, ni una víctima, sino algo más, y quien resulta ser solo lo descubrimos al ver su evolución frente a la cámara. La estructura de I May Destroy You se basa en una espontaneidad temporal, en recuerdos cortos y fugaces, palabras rápidas y oraciones cortadas a la mitad, siendo un rompecabezas que al final cobra sentido, pero deja una reflexión sobre la importancia de cuidarnos a nosotros mismos, y de los demás.

Al inicio de la serie vemos a una Arabella que, en cierto modo desesperado, busca la compañía constante de una pareja, viaja varias veces al año a Europa para encontrarse con él, pero esa realidad le es arrebatada en el viaje al aeropuerto. Luego vemos su faceta personal al regresar a su pequeño departamento, seguida de su faceta profesional, que como todo concepto de Millennial rehúye a las cadenas de una organización rutinaria, para terminar en su faceta de diversión y fiestas, que como todo joven adulto es activa y se mantiene alerta; sin embargo, con la nueva mañana Arabella está confundida y cuando llega a casa, es despertada por su subconsciente, una imagen de un hombre blanco, alto, y que la ve a los ojos mientras tienen relaciones sexuales de las cuales ella no recuerda nada. Y este es solo el principio de la historia.

'I May Destroy You', un retrato de la vida después del abuso sexual
Con solo 12 episodios, la historia de Arabella sirve de espejo para dar plataformas de visibilización a más mujeres con las mismas experiencias.Redes sociales

No es sencillo ver I May Destroy You, pero es una serie que encuentra su relevancia no solo en la actualidad, donde nos vemos rodeados de noticias similares a las presentadas en cámara, sino en las historias no reveladas, que existen alrededor de nosotros y que lentamente, entre las neblinas de la mente y la digitalización social, encuentran la última pieza del rompecabezas para ser visibilizadas.

“Es desconcertante darnos cuenta de que no sabemos qué nos hace conscientes de nosotros mismos y del mundo”, narra una voz durante una escena de la serie, lo que se aplica como anillo al dedo a las experiencias de Arabella durante su viaje por descubrir quién abusó de ella y quién es ella luego de aquella experiencia. Las gotas de memoria que llegan a su mente hacen recordar a las gotas de información que recibimos de ciertos casos traumáticos en las comunidades minoritarias, un mensaje subyacente dentro de la historia de Coel.

El relato de Coel (quien creó la serie Chewing Gum en 2015 sobre una joven que busca deshacerse de su castidad) como Arabella es semi-ficticio, ya que en 2018 Coel confesó que había sido drogada y asaltada mientras trabajaba en la segunda temporada de Chewing Gum (Netflix), por lo que encarnarse a sí misma, pero en una piel distinta, reafirma su mensaje como creativa y su innegable deseo de pensar, actuar y crear fuera de los márgenes establecidos.

'I May Destroy You', un retrato de la vida después del abuso sexual
La serie fue estrenada en 2020, pero sigue siendo relevante por su temática no lineal y de suspenso.Redes sociales

Entre escenas de Arabella en el baño, confrontaciones con sus amigos (y algunos conocidos), podemos ir desentrañando los misterios incluso antes que Arabella, anticipando sus posibles emociones, gestos, pensamientos y acciones, solo para ser tachados por la espontaneidad del personaje, de su ambiente y de lo que realmente sucede.

Quizá muchos ya hayan descubierto esta gema, otros estarán por descubrirla, pero lo interesante (y bello) de I May Destroy You es su poder de reflexión, de suspenso y de tener que tomar una pausa para entender lo que puede llegar a sucedernos de perder el control en algún momento. ¿Hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar para saber la verdad?, y ¿cómo esa verdad nos cambiaría?

El estudio de la amistad, el camino de la vida y sus cambios repentinos también integran una arista que se despliega en el guion de Coel; cada conversación fluye con un ritmo natural, como si el espectador solo fuera eso, alguien que escucha una conversación de terceros desde una distancia, y no como si fuéramos conscientes de todos los movimientos de los personajes. También es una carta sobre la importancia del consenso en todos los sentidos, desde conversaciones hasta el acto sexual, lo que Coel trata como un tema serio, sin juzgar ni sentir lástima por las víctimas de una violación, sino con curiosidad sincera de lo que pasa alrededor de ellas una vez culmina ese momento.

Los episodios pasan, los recuerdos llegan, vemos a Terry y Arabella como adolescentes en su etapa de protectoras en un barrio negro de Londres, también el impacto de la infidelidad del padre de Arabella en su crecimiento, vemos sus decisiones como adulta, pero también sus sentimientos encontrados entre quien fue y quien es. Más adelante, casi al final de todo, Arabella muestra su mímica hacia la era del llamado #MeToo, y es entonces cuando la trama deja su niebla y se concentra más en un comentario social, que casi raya en lo satírico, pero que deja suficiente espacio para la interpretación personal.

I May Destroy You no es la historia de una sola mujer, o de un compendio de mujeres, sino del mismo ser humano, sus placeres, su búsqueda de la justicia, pero también de la aceptación (propia o de terceros), y los obstáculos que se han presentado en los años recientes para aquellos que viven fuera de los márgenes. La creación de Coel es una señal de “alarma”, se mueve, actúa y habla como nosotros, piensa como muchos han pensado, pero se expresa como pocos lo han hecho. I May Destroy You es una confirmación de que la realidad se debe confrontar, entender, y no solo superar.

CALIFICACIÓN LA ESTRELLA:

4.8/5.0 estrellas

“El trabajo de Michaela Coel se puede describir como creatividad caótica, una historia que salta de escena a escena sin un final fijo, dando una nueva probada al espectador con cada nuevo personaje, ángulo o diálogo, creando un espiral de misterio que pide ser resuelto. La historia de Arabella deja un sinsabor por reconocer la realidad en su vida, de la que no podemos escapar y en la que muchas más mujeres merecen ser visibilizadas”.