Temas Especiales

23 de Ene de 2022

Cultura

El ‘jazz suave’ la esencia musical de Kenny G

Beverlly Hills. "He estado en esto por mucho tiempo," advierte el saxofonista, de 52 años de edad, "así que recuerdo cuando empezó la ex...

Beverlly Hills. "He estado en esto por mucho tiempo," advierte el saxofonista, de 52 años de edad, "así que recuerdo cuando empezó la existencia de ese título. No me molesta, pues es solo una forma de que la gente sepa lo que está escuchando.

"Es como ir a un restaurante," continúa. "Si nos dicen 'servimos comida italiana,' quizá no nos gusten todos los platos italianos, pero si nos da una idea de lo que le darán. Solo ayuda a hacerse una idea de como va a sonar la música en general.

"Cuando alguien le pregunta, el artista, cuyo nombre completo es Kenny Gorelick, responde: "Toco el sax. Soy instrumentalista. "Antes de que existiera el remoquete de "jazz suave," G ya estaba en el ambiente, con discos de platino, apuntándose uno de los 5 grandes éxitos con "Songbird" (1987) y con el álbum instrumental más vendido de todos los tiempos, "Breathless" (1992).

Ha vendido 75 millones de discos en todo el mundo, 48 millones de los cuales en Estados Unidos, y su álbum "Miracles: The Holiday Album" (1994) es el disco de Navidad más vendido en todo el mundo. Ex miembro de la banda de Jeff Lorber y de Love Unlimited Orchestra de Barry , G también aparece en el libro Guinness de récords por la nota más larga que se haya registrado: 45 minutos y 12 segundos en 1997. Sin embargo, el amor no es universal. Los críticos se mofan de su música llamándola "jazz light," música de elevador y demás escarnios.

El guitarrista de jazz Pat Metheny alguna vez dijo que el hecho de que G grabara "What a Wonderful World" con la voz de Louis Armstrong incrustada en la pista había sido un acto de "necrofilia musical.

"El reconocido saxofonista, sin embargo, simplemente se encoge de hombros y deja que se le resbalen los golpes.

"Yo hago mi música," explica G, que está casado y tiene dos hijos así como un juego de golf con el que se ha ganado las simpatías del circuito profesional.

"Viene del jazz, pero también de otras áreas. Es algo muy propio de sí mismo y mucha gente no sabe bien a bien que hacer con eso” asegura el saxofonista..