Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Cultura

Proteja su piel

A l acercarse el verano, lo primero que piensan muchos panameños es en visitar las playas, piscinas, ríos, practicar deportes al aire li...

A l acercarse el verano, lo primero que piensan muchos panameños es en visitar las playas, piscinas, ríos, practicar deportes al aire libre y, por supuesto, exponerse al sol. Sin embargo, detrás de estos momentos agradables está el cáncer de piel, que es el tercero en incidencia en Panamá. Todo a causa de la exposición por mucho tiempo al sol.

Para el doctor del Instituto Oncológico Nacional, Fernando Cebamanos, la exposición a los radiaciones ultravioletas del sol -filtradas por la capa de ozono- tienen un efecto acumulativo que puede derivar en la aparición de un cáncer de piel. Por tal motivo, el oncólogo señala que el primer paso para la prevención -de está enfermedad- está en la niñez.

“Es muy importante evitar que los niños se expongan demasiado al sol porque esto podría traer como consecuencia que sufran la enfermedad cuando sean adultos”, afirma Cebamanos.

En 2004 y 2005, los nuevos casos de este tipo de cáncer de piel superaron la cifra de los 400.

Aunque no hay estadísticas de 2006 y 2007, Cebamanos no duda en señalar que la cifra debe ser muy similar.

La incidencia de este tipo de cáncer solo es superada en Panamá por el de próstata (más de 600 casos nuevos por año) y el de mama (más de 500 casos nuevos por año). El oncólogo explicó que hay dos tipos de cáncer de piel: los melanomas que aparecen en el área de los lunares o manchas oscuras y los no melanomas o escamosos que se originan en cualquier otra parte de la piel.

Cebamanos indica que los melanomas son mortales sino son detectados a tiempo porque se esparcen. Los no melanomas son menos agresivos y rara vez provocan la muerte de un paciente.

De allí la importancia de estar pendiente de los lunares cuando cambian de color, pican o sangran. Pues, son los que usualmente tienden a desarrollar un cáncer.

Según Cebamanos, si un paciente tiene esas alertas es importante hacerle una revisión, y si es necesario se la extrae una muestra (biopsia). Dependiendo del resultado, se comienza el tratamiento o se le extrae toda el área afectada.

La alerta en el caso de los no melanomas se da cuando alguna parte de la piel adquiere un aspecto rojo o aparecen úlceras.

El especialista recomienda no exponerse tanto tiempo al sol sobre todo entre las 10:00 a.m. y 4:00 p.m. De no tener alternativa, sugiere utilizar los bloqueadores adecuados, sombreros de hojas anchas, gorras y siempre tratar de protegerse el área de los lunares del cuello.

Según estudios, las personas de piel blanca son más propensas a sufrir esta enfermedad. Los profesionales que por razón de su trabajo tienen que estar largas horas al aire libre tienen mayor riesgo de contraer esta enfermedad, por ejemplo: pescadores, marinos, agricultores, trabajadores de la construcción y policías.