Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Cultura

Leer con placer

PANAMÁ. Cuando Natalia Mayer conversa acerca del trabajo que realiza con niños, ayudándolos a desarrollar el gusto por la lectura, sus ...

PANAMÁ. Cuando Natalia Mayer conversa acerca del trabajo que realiza con niños, ayudándolos a desarrollar el gusto por la lectura, sus enormes ojos verdes se encienden, llegando a deslumbrar con su entusiasmo. “Me gusta trabajar con ellos porque carecen de filtro al hablar. Como son más espontáneos, dicen lo primero que se les viene a la mente”, comenta esta estudiante de sociología de 23 años de edad.

Tanto ella como su compañera Lucía González, de 22 años de edad, se encuentran en Panamá para dictar un taller literario durante este verano en el Centro Natural de Punta Culebra, administrado por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés). Las instructoras argentinas pertenecen al grupo literario conocido como “Andén Dicharachero”. Desde el año 2005 organizan talleres para niños con edades entre los seis y 12 años, que tienen como objetivo primordial que los infantes descubran el placer de la lectura.

Con esta finalidad, utilizan libros de autores infantiles contemporáneos. Por lo general, se selecciona a escritores que sepan construir una trama no sólo a través del texto, sino también con imágenes. “Los niños están bastante desarrollados en lo que es la parte visual. Hay veces que encuentran cosas que a nosotras se nos escapan”, confiesa Natalia.

“Tratamos de construir una lectura y una opinión de libro entre todos”, asegura por su parte Lucía. La idea es que el niño no mantenga una actitud pasiva mientras lee, tal como sucede en las escuelas, sino que participe de un proceso interactivo, una aventura de descubrimiento.

El taller que dictarán las jóvenes argentinas será bastante dinámico y contará con una serie de actividades destinadas a desarrollar la imaginación de los más jóvenes, quienes podrán crear historias y personajes. Además, tendrán la oportunidad de interactuar entre sí, con el ecosistema de Punta Culebra y con las especies animales ahí presentes.

Como explica Lucía, el hilo conductor del taller será la biodiversidad, por lo que la selección de libros se realizó en torno a este eje temático.

“Siempre intentamos tocar el tema de las ciencias en los talleres y campamentos de verano que organizamos. Tratamos de abordar temáticas de actualidad como la contaminación y el calentamiento global”, apunta Lidia M. de Valencia, Coordinadora del Programa Educacional del Centro Natural de Punta Culebra. Para ella no se trata de sentar a los infantes en una silla forzándolos a leer, si no de que a través de iniciativas como ésta desarrollen el “placer y el gusto” por la lectura. “Que no vean a los libros como enemigos, sino como algo que puede satisfacer su innata curiosidad acerca de temas relacionados con el ambiente, por ejemplo”, añadió.