Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Cultura

La dependencia en la pareja

U n mal gesto, un malentendido, el cansancio o tener unas expectativas muy altas sobre lo que la relación de pareja debe ser, produce in...

U n mal gesto, un malentendido, el cansancio o tener unas expectativas muy altas sobre lo que la relación de pareja debe ser, produce insatisfacciones y peleas. En ocasiones se entabla una disputa bajo la creencia de que es el otro el que provoca esa actitud defensiva, y se responsabiliza al contrario de las emociones negativas que siente, cuando no hay nada más lejos de la realidad.  

En la pareja, los conflictos se plantean en diferentes aspectos de la convivencia: por la adopción de roles entre ambos; el establecimiento de reglas; la falta de comunicación; por una dependencia excesiva o bien por querer llevar un control exhaustivo sobre el otro; la desconfianza; la infidelidad o la falta de respeto son otras de las causas que llevan a que los problemas de pareja puedan terminar en ruptura.

La primera semilla del conflicto en una pareja se debe a que existen grandes diferencias en el plano emocional entre hombres y mujeres. Cada uno responde como sabe porque ha recibido unas pautas de aprendizaje diferentes por su sexo, y no como espera el otro; y así se generan las frustraciones.

Lo acepten o no, es doloroso para ambas partes terminar un lazo afectivo, ya que por lo general es a causa de un disgusto, pleito o desavenencia y por supuesto el decir "no más" nunca es fácil.

Pero más complicado aún es cuando uno se preocupa del otro y no desea herir los sentimientos , más de lo necesario o, como dirían los poetas, para que hacer añicos un corazón ya roto, cosa que por otro lado resulta casi imposible.

Si desea terminar una relación, sin dañar a esa persona que en su momento fue especial, evite palabras hirientes, dejarse llevar por la emoción de un momento, y sobre todo guardar rencores, odios que a nadie le gusta guardar en su corazón.

Si por el otro desea darse una oportunidad o mantener lo que puede ser una vida feliz en pareja siga los siguientes consejos: 1. Preserve su individualidad. Recuerde que son pareja pero cada uno es un ser independiente, con gustos y necesidades diferentes.

2. Trate de comprender la postura del otro. No generalice de manera injustificada y tenga en cuenta que el otro también tiene su parte de razón.

3. Cuide la comunicación con su pareja, le conviene saber qué piensa y cómo se encuentra.

4. Aclare las discrepancias. Si no le gusta cómo se comporta su pareja dígaselo con claridad.

5. Acerque posiciones. Compruebe que las metas que persigue en su vida y más concretamente en su relación van en la misma dirección para ambos.

6. Respete al otro. Permítale ser como desee y no intente cambiarlo. Sea consecuente con lo que ha elegido, pues ya sabía con quién decidió compartir su vida.

7. Evite la dependencia emocional. Nadie ha venido al mundo para complacer sólo a su pareja.

8. Comuníquele al otro sus preferencias sexuales. Cada sexo posee un erotismo propio cuyas necesidades conviene conocer para satisfacerlo.

9. Negocie con su pareja de las reglas en las que se va a basar su relación. Hable de sus asuntos con franqueza, evite las caras largas.