Temas Especiales

28 de Ene de 2022

Cultura

El hombre detrás del príncipe

PANAMÁ. Su precaria forma de expresarse en público y su personalidad le han traído no pocos problemas al rey Alberto II, que ha tenido ...

PANAMÁ. Su precaria forma de expresarse en público y su personalidad le han traído no pocos problemas al rey Alberto II, que ha tenido que abogar por su hijo Felipe. Parece que éste heredó la personalidad de su tío con quien mantuvo una relación más afectuosa que con su padre. A Felipe lo ha salvado casarse con Matilde, psicóloga y terapista, quien le ha aportado al reino un poco de humanidad, la alegría de contar a futuro con la primera reina consorte de origen belga y cuatro niños: la princesa Isabel que será la primera mujer que reinará el país gracias a una nueva ley que concede la igualdad de derechos entre hombres y mujeres para acceder al trono y los príncipes Gabriel, Emmanuel y la princesa Eleonore. El príncipe habla perfectamente los dos idiomas oficiales de su país, francés y flamenco. En la Academia General Militar obtuvo los diplomas de piloto de caza y paracaidista, antes de ingresar al Trinity College de la Universidad de Oxford, en Gran Bretaña, y en la Graduate School de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, donde obtuvo un título de postgrado en ciencias políticas.

El príncipe gusta practicar deportes y mantenerse en buena forma. En la actual crisis financiera mundial, llama a enfrentarla con equidad y respeto, mientras disfruta el papel de padre, llevando todos los días a sus hijos al colegio, con quienes comparte el cabello claro y los ojos azules, además de sus sonrisas.

Matilde y Felipe simbolizan el porvenir de una monarquía moderna y pese a todo, Bélgica ha caído bajo su encanto.