Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Cultura

Un verano para tocar y aprender

PANAMÁ. El sonido de una trompeta sale al encuentro del caminante que transita por la calle George Washington Goethals en dirección haci...

PANAMÁ. El sonido de una trompeta sale al encuentro del caminante que transita por la calle George Washington Goethals en dirección hacia el Centro de Capacitación Ascanio Arosemena. El verano y la música se han tomado las instalaciones de este complejo donde se realizan las clínicas musicales, clases maestras y conciertos del “VII Panama Jazz Festival”, y que culminarán el próximo 15 de enero.

En las proximidades de la llama que arde de forma sempiterna en memoria de los mártires de la gesta del nueve de enero de 1964, una muchacha trata de interpretar la “Novena sinfonía” de Ludwig van Beethoven, mas las notas salen de su trompeta sin la fluidez necesaria. En uno de los pasillos del Ala Gerencial, cerca del Teatro Ascanio Arosemena, una joven de cabello largo interpreta la popular canción “La Chica de Ipanema”, acompañada por el bajo de una muchacho con peinado estilo rasta. Ambos participan de las audiciones convocadas por el Conservatorio de Música de Puerto Rico, que, al igual que el Berklee College of Music, el Instituto Golandsky, y el Conservatorio de Nueva Inglaterra, están ofreciendo becas a músicos de Panamá y el resto de Latinoamérica.

El “Panama Jazz Festival” cuenta con una oferta didáctica conformada por 80 talleres, entre los que se encuentra una clínica de percusión dictada por el músico estadounidense Jamey Haddad. “No importa qué tanto te destaques en un instrumento, si no tocas en función de la música el resultado final no va ser muy bueno” comentó el percusionista quien ha tocado con el afamado cantautor Paul Simon, entre otros artistas.

“Para mí sólo existe la música honesta, la cual nos debería enseñar sobre la vida”, señaló quien se desempeña como profesor adjunto del Berklee College of Music.

YOGA PARA TOCAR MEJOR

Otro miembro del cuerpo docente del Berklee College of Music, con sede en la ciudad de Boston, Estados Unidos, es la flautista Mia Olson, que el día de hoy impartirá su última clase de “Yoga para músicos”, a partir de las 10:00 a.m.

A través de ejercicios de postura, balance corporal, respiración y meditación, durante 13 años Olson le ha enseñado a los estudiantes del Berklee College of Music cómo “reducir el estrés y la tensión” con la finalidad de concentrarse mejor al momento de tocar. “Lo que pasa con muchos músicos es que están acostumbrados a tocar con dolor y con lesiones que no se curan porque no escuchan a sus cuerpos”, precisa Olson, autora del libro Musician”s Yoga.

“En este libro guío a los músicos a desarrollar una rutina de ejercicios que se adapte a las exigencias del instrumentos que tocan”, manifestó la flautista.

Hoy por la noche, el “Panama Jazz Festival” se trasladará al Teatro Nacional, donde se llevará a cabo la “Noche de Gala” de esta cita musical, a partir de las 8:00 p.m. Se contará con la presentación de una orquesta del Berklee College of Music.