Temas Especiales

24 de Feb de 2021

Cultura

¿Cómo llamará a su bebé?

Enfrentémoslo, darle el nombre a tu bebé, es una gran decisión que hay que tomar. Entonces ¿Cómo saber escoger el correcto? ¿Cómo asegur...

Enfrentémoslo, darle el nombre a tu bebé, es una gran decisión que hay que tomar. Entonces ¿Cómo saber escoger el correcto? ¿Cómo asegurarse de que tu bebé crecerá de acuerdo a su nombre? En un mundo en el que impera la creatividad, es mucho mejor continuar con lo básico. Algunos consejos:

Escribe los nombres largos primero con los apellidos cortos, o los primeros nombres más cortos con los apellidos largos. Si ambos nombres el primero y el apellido son largos tendrá el pobre niño que realizar una bocanada de aire para decirlo. Por ejemplo, Felicidad Fernández. Si ambos son cortos, sonará algo como los primeros dos nombres- como Rubí Rosas.

No dejes que el primer nombre rime con el apellido. Por ejemplo, María Farías.

Escoge el nombre de tu niño de acuerdo a su propio árbol genealógico.

No vayas a escoger un nombre para tu niño que nadie lo pueda pronunciar. Esto, aunque es muy creativo, puede llamar negativamente la atención hacia tu hijo.

Apégate a los nombres familiares. Llamar a tus niños como sus abuelitos o bisabuelitos es una manera de recordarlos aún si esos nombres terminan siendo los segundos nombres.

No vayas a escogerle un nombre a tu hijo con las iniciales que signifiquen algo más. Por Ejemplo: Zari Isabel Trejo, esto suena como ZIT. Otro sería Paula María Sánchez… esto suena como PMS. Sabes a lo que me refiero.

Observa el significado de un nombre, qué es lo que simboliza, o una cualidad que te gustaría que tu hijo tuviera. Ejemplo: Nobleza o Caridad.

No le escojas el nombre a tu hijo de una estrella de cine o televisión que sea popular en ese momento. Lo más probable es que el nombre eventualmente se encuentre fuera de moda.

Piensa en muchos nombres de bebés. Escribe por lo menos tres o más nombres de cada uno. Escribiéndolos y realizando escogencias que a ambos les gusten, hará que sea más fácil para ti y para tu pareja acordar en el nombre perfecto.

No le escojas a tu niño un sobrenombre que pudiera etiquetarlo para toda su vida, como Porotito o Chombita. Cuando se es niño cualquier cosa suena bonito pero no cuando uno se hace mayor.

Utiliza nombres que el niño pueda en un momento dado decidir como quiere ser ll amado. Por ejemplo: Caroline por Carol o Miriam por Miri.