Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Cultura

No callará Un testimonio

PANAMÁ. En 2006, decidió cambiarse de tolda religiosa. Era católica, pero debido a una turbulencia emocional y espiritual dejó de ser un...

PANAMÁ. En 2006, decidió cambiarse de tolda religiosa. Era católica, pero debido a una turbulencia emocional y espiritual dejó de ser una joven ‘de mundo’. Todo en su vida era fiesta, amigos y ‘alegría’, hasta que un día el panorama oscureció. ‘A causa de unos fuertes dolores en el pecho, acudí al hospital’. Los exámenes médicos arrojaron que ni el 10% de sus pulmones estaban sanos. De pronto, su vida de rumba y supuestos amigos se complicó, Yovana se encontraba al borde de un precipicio. A su calvario, se sumaron los efectos secundarios de los medicamentos que tuvo que ingerir durante el tratamiento de cuatro meses para limpiar los pulmones. ‘Los galenos me comunicaron que estaban tan afectados como si hubiera fumado por 20 años’ (consumió dos cajetillas por día durante cinco años). Los medicamentos empezaron a crearle demencia severa y depresión. Dejó el tratamiento de la ciencia y empezó lo que ella considera ‘su amistad con Dios’. Decidió limpiar su alma con otra medicina. ‘Es entonces cuando empecé a probar la fe’, confiesa.

RECUPERACIÓN

Al dejar las medicinas, inmediatamente, habló con una amiga sobre su sensible situación y esta, sin dudarlo, le brindó hospedaje. Su amiga incondicional le obsequió un CD. En este compacto, de música cristiana, había un tema que le marcaría para siempre. ‘Al escuchar ‘Levanto mis manos’, mi vida cambió’, dice. Para afianzar su voluntad, le prometió a Dios que si la curaba ella haría ‘lo que él le pidiera’, asegura. ‘Después de un año, volví a realizarme las pruebas y mi salud mejoró por completo. Fue un milagro’, dice mientras le da mil y una vueltas con la mano a un lápiz que saca de un gran bolso.

LA CANTANTE

Durante la rehabilitación, su capacidad productiva brotó de su interior con 21 temas. ‘Son diversos ritmos musicales’. Su versatilidad le ha permitido crear música pop, rock, reguetón, salsa, merengue, cumbia y hasta flamenco.

Su siguiente misión, comenta, ‘es compartir mi música con el público’. La producción del material al que bautizó No puedo callar fue producido en Panamá por Elian Davis, hermano de El Rockie y el mismo que ha trabajado para artistas como Nigga. El tema punta de lanza es ‘Eres mi roca’, un reguetón ‘que sirve para concienciar a la juventud sobre las estrategias que utiliza el enemigo (el diablo) para hacerlos pecar’, dice.

EL EVENTO

El concierto del 11 de diciembre, que se realizará en el Centro de Convenciones Figali, ‘es abierto a cualquier persona sin distingo de raza, credo o posición social’. La fiesta comenzará a partir de las 12:00 a.m. ‘Vamos a tener pintacaritas, payasos, venta de comidas, libros y más porque más que un concierto, es un día familiar’, afirma la cantautora. El plato fuerte del evento denominado ‘Unidos por la paz’ lo servirá el boricua Samuel Hernández, intérprete de populares temas como ‘Por si no hay mañana’ o ‘Dios me dijo que no’. Además del oppening de Gio y del lanzamiento de su álbum debut, estará en tarima la orquesta Safiro y el grupo Danzas Hoy. La parte musical debe iniciar a las 7:00 de la noche.