18 de Oct de 2021

Cultura

¿Pastillas? Cuando dormir cuesta mucho

A muchos se le hace común el hecho de demorarse en conciliar el sueño, despertarse frecuentemente o perder el sueño en mitad de la madru...

A muchos se le hace común el hecho de demorarse en conciliar el sueño, despertarse frecuentemente o perder el sueño en mitad de la madrugada sin poder volver a cerrar los ojos hasta el amanecer. De hecho, muy pocos son quienes van al médico a buscar una solución. Valen más la resignación o los remedios caseros como la leche caliente o alguna infusión antes de acostarse.

Los problemas para dormir son muy poco referidos y diagnosticados. ‘La gente piensa que duerme mal por la edad que tiene o porque sencillamente se trata de una maldición y no busca ayuda’, establece el neurólogo colombiano Edgar Osuna, profesor titular de la Universidad Nacional de Colombia y Director de la Clínica de Sueño de la Fundación Santa Fé de Bogotá.

Otra razón por la cual los pacientes no buscan ayuda es porque tal vez se les refiera a un psiquiatra o les receten pastillas que consideran les van a llevar a una adicción.

Pero lo cierto es que los médicos no han perdido mucho sueño por la falta de sueño y no investigan lo suficiente sobre la calidad de sueño de sus pacientes.

Es más, la información estadística que se tiene sobre esta condición se debe a estudios poblacionales realizados por instituciones o universidades en grandes ciudades y los resultados que arrojan establecen que que ‘el 30% de la población en general ha tenido insomnio en algún momento de su vida, pero el 12% de la población presenta insmonio de moderado a severo’, lo que significa que requeriría de tratamiento para mejorar su condición.

Sin embargo, el padecimiento de insomnio, lejos de ser un mal incurable

cuenta con tratamientos que pueden ofrecer al paciente una gran mejora en su calidad de vida.

‘Si la persona considera que su sueño no es adecuado, debe consultar a un médico y el médico, ante esa queja, se verá obligado a ofrecerle ayuda’, asegura Osuna.

¿Cómo saber si necesita ayuda? ‘Más que las características del padecimiento lo que interesa es el impacto que tiene la mala calidad de sueño en la actividad diurna de la persona’, afirma el galeno.

Se toma en cuenta la frecuencia de afectación y el impacto que esto tiene durante el día a través de estudios, pruebas sicológicas y de habilidad motora, pues quien padece de insomnio tendrá dificultades en la concentración, la memoria y en realizar tareas manuales. ‘Quien sufre de insomnio crónico se queja de que su capacidad laboral se ve disminuida. se siente deprimido. Es como una resaca sin haber tomado’, asegura Osuna.

TRATAMIENTOS

Lo primero que se debe hacer es un recuento de las actividades tanto diurnas como nocturnas del paciente, cómo es su patrón de vida y la distribución de sus sueños incluyendo siestas. Establecido esto, se le organizará al paciente su ciclo de sueño y se establecerán pautas de ‘higiene de sueño’.

‘Hay que educar al cerebro en su hora de levantarse y de acostarse. Eso ayuda muchísimo a conciliar el sueño’, dice el médico.

Establecer horarios regulares de sueño, usar la cama solo para dormir, no hacer siestas, cenar liviano y hacer más actividad física son tratamientos muy efectivos pero cuyos resultados toman tiempo en aparecer.

Por eso, de forma concomitante, se utilizan medicamentos que permitirán que exista una mejoría mientras que el organismo se ajusta a una nueva rutina. ‘Se usan en general al principio del tratamiento y luego se retiran, pero dependiendo del caso, pueden prolongarse un poco más’, establece Osuna.

Un tratamiento para el insomnio solo se establece cuando se conoce la situación total del paciente (psicológica y física) y no debe ser solo farmacológico, mucho menos por largos períodos de tiempo. de acuerdo con el neurólogo, no es la idea que le paciente quede pegado a las pastillas. La idea es retirarlas basados en actividades adicionales como el ejercicio, que favorece mucho al sueño.

MEDICAMENTOS

Para ayudar al sueño existen en el mercado muchos tipos de medicamentos. Los más usados actúan sobre los receptores del cerebro que inducen al sueño.

Es importante por lo tanto, conocer el estado general del paciente pues si existe otra condición que esté generando la falta de sueño (ansiedad, etc.), ningún medicamento funcionará.

Pero si existe el debido seguimiento por parte tanto del médico como del paciente, y se toma en cuenta el estado general del paciente, la respuesta a lso tratamientos es ‘muy positiva’.

Sanofi Aventis, recientemente persentó en Panamá un medicamento denominado Stilnox CR, hipnótico de dos capas con una fórmula de liberación controlada que funciona para dos propósitos, conciliar el sueño y mantenerlo por más tiempo. este medicamento solo se obtiene bajo receta médica.