Temas del día

29 de Feb de 2020

Cultura

Falté a la cita, pero por una buena razón

GASTRONOMÍA. A sistí el jueves a la feria de vinos de Felipe Motta en el hotel Riu, estaban todos los vinos que ellos representan o al ...

GASTRONOMÍA

A sistí el jueves a la feria de vinos de Felipe Motta en el hotel Riu, estaban todos los vinos que ellos representan o al menos una gran cantidad, tuve la oportunidad de conocer a dueños de bodegas que no conocía y saludar a los que ya conocía, saludé a los representantes de muchas de las bodegas para el área y cómo no, caté algunos de los caldos maravillosos que se brindaban en esa feria.

Para mí no había grandes novedades pero sí grandes vinos, ente ellos Don Melchor, que esta buenísimo pero carisisimo también. Sorpresa el blanco de Viña Tondonia, especial, extraño para ser de Rioja pero muy bueno. La reserva especial de Muga todo un espectáculo, Torre Muga un premio a los sentidos, Juan Muga el propietario una extraordinaria persona.

Estaba mi amiga Pilar de las bodegas Peñalba López junto a su hijo y a su nuera, presentaron de sus vinos, los de las nuevas añadas, buenísimos todos pero mención especial al Cyclo, un vinazo donde los haya.

Saludé y probé los vinos de Ignacio Arzuaga, simplemente buenísimos.

En el lado del Penedés estaba Oriol Domenech de bodegas Vallformosa presentando sus cavas y sus vinos de D.O.Catalunya, buena relación precio calidad.

Mi amigo Philip Marconi con sus Banfi, espectacular su Brunello di Montalcino. Deliciosos los Altos de las Hormigas nuevos y los tradicionales.

Muy consistentes los vinos de Trivento y los de Casa Lapostolle. Para recordar los de Enate y Lan, y hacer una mención especial a la bodega Marqués de Riscal representada por Diego Salvador que presentó la nueva adquisición de Marques de Arienzo, que se incorpora a su bodega en el formato crianza para satisfacer, con la calidad de la marca un mercado más amplio que el de los vinos reserva.

En fin, me la pase saludando y probando vinos de primera línea en un ambiente jovial y entretenido en donde el personal de Felipe Motta estuvo siempre atento y cordial para colaborar en hacer a todos los mas placentero posible el paseo y degustación de los caldos allí presentados. Felicito a los hermanos y familia Motta por su exhibición, y al resto de bodegas, que no menciono por desconocimiento, por su esfuerzo para dar a conocer sus productos al mercado panameño.Buen provecho.