15 de Ago de 2022

Cultura

De vuelta a la inocencia

PANAMÁ. De una manera mágica y angelical dio inicio la última pasarela del año de Marc Jacobs, quien colocó un gran carrusel blanco en e...

PANAMÁ. De una manera mágica y angelical dio inicio la última pasarela del año de Marc Jacobs, quien colocó un gran carrusel blanco en el centro de la pasarela parisina donde presentó la colección Spring- Summer 2012 de Louis Vuitton.

NUEVA PROPUESTA

Es un giro radical desde la última colección del diseñador para la firma de lujo, que la última temporada proponía una mujer fetichista y sexual, para apostar ahora por una cándida y delicada mujer que no enseña la rodilla, con una largura muy de posguerra.

Así, hemos visto una gran variedad de faldas y vestidos bordados con flores o adornados con plumas, en tonos crema, azul cielo, amarillo pálido, verde aguamarina y blanco.

Otro flashback en la pasarela: Kate Moss. La modelo más rebelde de las últimas décadas ha dejado su faceta más rockera en backstage y ha salido a la pasarela como una frágil muñeca, con un minivestido babydoll blanco perforado y decorado con plumas, sin mangas, con escote cerrado y falda de gran volumen.

La premisa en esta colección primavera verano 2012 de Louis Viutton es sin lugar a dudas la comodidad y como quien diría, ‘un efecto campana’ ya que las prendas parecen ser 3 o 4 tallas más grandes de las que deberían.

La colección cobra sentido con la ligereza de los cortes y los colores, la organza y los bordados de cristal.

LAS INFALTABLES

Un detalle a resaltar es que en esta colección como en todas las de la casa francesa los bolsos son realmente su vedette, esta vez apuntan a los brocados y carteras con forma de shopping bag que son realmente espectaculares.