Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Cultura

Música para llevar

Corrían los años 80 y la música sonaba en los lugares más recónditos. Esto era posible, gracias a un modesto invento que te permitía lle...

Corrían los años 80 y la música sonaba en los lugares más recónditos. Esto era posible, gracias a un modesto invento que te permitía llevar la música contigo, mientras ibas al parque a ejercitarte o realizabas cualquier otra actividad. El walkman patentado por Sony llegó al mercado musical y todo cambió. Comenzaría así el ocaso del tocadiscos.

Al fin era posible escuchar esa melodía predilecta en cualquier momento. Fue así como un reproductor de audio estéreo portátil, que empezó con el formato de casetes, revolucionó la música.

Con el pasar de los años, la cinta magnética daría paso al CD. Una verdadera rareza que nos permitía escuchar más de 60 minutos de música continua. Asimismo se creó el ‘walkman’ de minidisco, llamado propiamente ‘mini disc’.

Lo interesante de los dos modelos, antes mencionados, es que te daban el beneficio de albergar hasta 80 minutos de música en el aparato. Uno de los avances más memorables fue en 2004, cuando apareció un formato HD con una capacidad para almacenar 45 horas de música. Su disco óptico de 6,4 centímetros de diámetro era la mitad más pequeño que un CD.

Pero en la música, los inventos pasan de moda, así como los cantantes. Quien está en la cima hoy, puede que mañana no sea ni recordado. El walkman es descontinuado en el año 2010 después de 31 años en el mercado.

UNA MANZANA DE ORO

Con un mercado sediento de música, otras empresas deciden apostar en una aventura donde el ‘walkman’ era el rey. Muchas empresas descubrieron que este mercado musical era ‘la gallina de los huevos de oro’ y apostaron en grande. Una de ellas fue Apple, quien creó el iPod, un reproductor de música con una gran capacidad de almacenamiento, acompañada de una plataforma de fácil acceso para bajar y grabar música. Este diminuto dispositivo hizo su aparición en el año 2001.

No satisfechos con su gran avance en el desarrollo obtenido en el campo digital, donde el formato MP3 se consolidaba, la empresa de la manzana mordida vuelve a atacar. En 2004 crean el iPod Mini de 4Gb de memoria, seguido en el 2005 por los modelos iPod Shuffle de 512 Mb y 1Gb y el iPod Nano de 1,2 y 4 Gb.

El verdadero rediseño del dispositivo arribó con el modelo ‘Touch’, con capacidades de 80 y 160 Gb. La popularidad de la marca trajó consigo una plataforma de música llamada iTunes Music Store, en 2003, donde los usuarios podían descargar música.

Luego vendría el turno de los modelos caracterizados por tener una memoria interna y externa con capacidad para almacenar ficheros de música. Posteriormente se incorporaría el video y las redes sociales, convirtiendo a los reproductores portátiles en aparatos ‘inteligentes’.

MULTIMEDIA PORTÁTIL

Desde que el iPod Touch invadió nuestras vidas todo ha cambiado. Atrás quedó ese concepto de que escuchar música era solo para realizar actividades cotidianas, ahora es un actividad que es símbolo de estatus. Quien no lleve consigo un buen dispositivo capaz de reproducir música, videos y acceder al mundo del internet, no está en nada.

Por eso, el pionero en ‘portabilidad musical’ volvió al ruedo. Sony presentó en el Consumer Electronics Show 2012, realizado en Las Vegas, el Walkman Z1000, un reproductor multimedia con Android 2.3, altavoces integrados xLOUD y auriculares EX. Como si fuera poco posee conexión WiFi, un procesador Tegra 2 y una salida HDMI.

Su conectividad le permite al usuario el acceso al servicio de música en la nube de Sony, Music Unlimited, además de la buena colección de ‘apps’ sonoras que hay en el Android Market.

Además posee una pantalla multitáctil de 4.3 pulgadas, conectividad bluetooth y es compatible con DLNA. No tiene cámara, pero su batería es de 20 horas en audio y de 5 en vídeo y navegación web. Los modelos son de 16 y 32 GB.

Otra compañía que decide hacer una incursión es Samsung. La empresa coreana acaba de lanzar al mercado panameño el Galaxy Player 4.2. Un dispositivo, que si bien parece una tableta pequeña o un smartphone, se destaca por ofrecer una poderosa experiencia de música y entretenimiento multimedia, gracias a su plataforma Android 2.3 ‘Gingerbread’. Su conectividad WiFi facilita la utilización de los servicios y aplicaciones disponibles en el mercado de Play Store.

El equipo cuenta con un procesador Cortex A8 a 1GHz, 8GB de almacenamiento interno y una ranura para tarjetas microSD con soporte hasta 32GB. La tarjeta de sonido SoundAlive de Samsung hará que Fifa 12 y Need For Speed Hot Pursuit, dos videjuegos que viene instalados en el equipo, suenen como nunca. Es capaz de reproducir formatos como el MP3, WMA9, Ogg, Flac, AAC, WAV, FLAC.

Y si todavía no tienes un smartphone, este dispositivo te permite enlazar tu celular a este por medio de bluetooth, de tal manera que puedes contestar tus llamadas a través de él. Solo es necesario que tu teléfono tenga conectividad bluetooth también.

Como ven el mercado de la música ya no es potestad solo de los reproductores convencionales. Es un mercado en el que deben competir intensamente con teléfonos inteligentes, tabletas y otro aparatos que han definido la forma como escuchamos música hoy en día.