Temas Especiales

28 de Sep de 2020

Cultura

Fresco y natural

PANAMÁ. En las faldas del cerro Ancón reina la tranquilidad, se escucha el cantar de las aves y te visitan monos tití, pequeños ñeques y...

PANAMÁ. En las faldas del cerro Ancón reina la tranquilidad, se escucha el cantar de las aves y te visitan monos tití, pequeños ñeques y ardillas juguetonas.

En una de las casas de las áreas revertidas viven Angie Sucre, su esposo George Hanilyy su hijo.

‘Aprovechamos este espacio de la casa que prácticamente no usábamos y aquí establecimos la tienda’, comenta mientras abre la puerta de lo que sería el sótano de la casa, dejando ver la primera parte del proyecto que establecieron allí: una pequeña tienda donde están a la venta vegetales y frutas orgánicas provenientes de su finca en Coclé.

LA FINCA

Ubicada en las montañas de Coclé, pasando Churuquita Grande y Churuquita Chiquita, produce café, cítricos, lechugas, arúgula, tomates y hierbas aromáticas, todo orgánico, además de una plantación de árboles maderables de las que se han construido todos los muebles del café.

‘Mi esposo es economista, biólogo, ambientalista, sabe mucho de cultivos orgánicos, un trabajo súper difícil y al que no le ganamos aun ni un dólar, pero nos encanta y esa fue la razón por la que hicimos esto’, afirma Angie.

La producción de la finca excede las necesidades de la familia, pero no es suficiente para abastecer un supermercado, por eso, la solución viable era la de vender directamente al público los productos.

‘Nosotros, que vivimos y hemos trabajado en el área, nos dimos cuenta que el área revertida, no tiene muchas opciones de este tipo. Es irónico que uno tenga que cruzar la ciudad para comprar un tomate orgánico; si uno vive rodeado de naturaleza, es por algo’, añade.

Además de cultivos orgánicos, en la tienda puede encontrar delicatessens, curiosidades y artesanías tanto panameñas como de otros países del área.

EL CAFÉ

La terraza que da al sótano se convirtió en cocina y salón principal de una cafetería que se extiende hacia parte el jardín gracias a un techo transparente que permite el paso de los rayos del sol, protege de la lluvia y permite admirar las diferentes tonalidades de verde que cubren el cerro Ancón.

‘Abrimos el café para impulsar un poco las ventas en la tienda’, comenta Angie. Algo interesante de notar es que la tienda les ha dado la oportunidad de mostrar a los comensales la diferencia que ofrece un plato preparado con ingredientes frescos.

EL MENÚ

Country Store & Cafe ofrece desayunos y almuerzos, además de picadas a un público muy particular. ‘Mi clientela es gente que le gusta el campo, que le gusta la naturaleza, panameños de ese tipo. Aquí no viene gente que es flor de pavimento y le gusta estar en aire acondicionado. Vienen muchos extranjeros entre expats, gente que trabaja en Ciudad del Saber o en la ampliación del Canal, o en alguna otra obra de construcción y algunos turistas’.

El menú se compone de emparedados, ensaladas, la sopa del día y algunos entrantes o picadas. ‘ Lo que más se vende, de todo, son los licuados de frutas’, dice orgullosa. Las bebidas gaseosas, están disponibles, pero no tienen mucho movimiento.

Las recetas son de George quien, según su esposa, cocina mucho mejor que ella.

‘Tratamos de utilizar todos los productos orgánicos que podamos conseguir, y todas las preparaciones se hacen de cero’.

Para los desayunos se ofrece yogurt, ensalada de frutas y muffins con frutas naturales. También sirven tostadas con salmón ahumado, emparedado de huevo y jamón, y un cayuco de manzana: rebanadas de manzanas sobre un bagette horneado con queso crema de finas hierbas terminado con miel y canela.

El café orgánico es de la finca y cuenta con diferentes tuestes. El café americano se sirve en una prensa francesa personal. No se recalienta.

Para los almuerzos ofrecen aperitivos como el dip de espinacas, una bruscheta country, y el infaltable ceviche fresco. En cuanto a ensaladas, está la cesar, la griega, la del bosque, con lechuga, manzanas, cebolla nueces pimentón y vinagreta de la casa y la de atún sobre lechuga romana servida con tostaditas.

Entre los emparedados está la hamburguesa country con media libra de carne, queso muenster lechuga cebolla tomate y pepinillo; el sandwich de jamón serrano con queso havarti pimentón dulce, lechuga y un toque de aceite de oliva peruano en pan baguette.

También el sandwich de salmón ahumado, de ensalada de tuna y el caprese, con queso de cabra natural, tomate y albahaca fresca sazonado con sal aceite de oliva y un toque de balsámico.

Para completar la oferta, pizzas en pan francés, con peperoni hongos y pimentón; genovés, vegetariana, de jamón y deliciosos postres.